El director Christopher Nolan es un purista del cine, y entre sus muchas convicciones, cree en el uso pantallas verdes y efectos digitales solo cuando es imprescindible. Su nueva película “Tenet”, promete ser un espectáculo a gran escala, ya que entre otras cosas, la producción decidió estrellar un avión real para no hacerlo con efectos por computadora. Recordemos que en “El caballero de la noche” Nolan hizo explotar un edificio real para la película, y en Dunkirk los aviones que aparecían en la cinta tampoco se hicieron por computador.

“Planeaba hacerlo usando miniaturas y conjuntos de piezas y una combinación de efectos visuales y todo lo demás”, le dice Nolan al sitio  Total Film. Sin embargo, mientras buscaba ubicaciones en Victorville, California, el equipo descubrió una gran variedad de aviones antiguos. “Comenzamos a calcular los costos  y se hizo evidente que en realidad sería más eficiente comprar un avión real del tamaño real y realizar esta secuencia de verdad en la cámara, en lugar de construir miniaturas o seguir la ruta CGI (efectos computacionales)”.

Llámalo una compra espontánea del momento. “Es extraño hablar de eso, supongo que es una especie de compra impulsiva”, se ríe Nolan. “Pero lo hicimos, y funcionó muy bien, con Scott Fisher, nuestro supervisor de efectos especiales, y Nathan Crowley, el diseñador de producción, descubriendo cómo llevar a cabo esta gran secuencia en la cámara”. Formar parte de algo muy emocionante ”