Hemos tenido que esperar 17 años para poder ver a Will Smith y Martin Lawrence juntos de nuevo en acción en la franquicia de “Bad Boys”, quienes vuelven a interpretar a Mike Lowrey y Marcus Burnett respectivamente.

“Bad Boys For Life” (Bad Boys Para Siempre) mantiene la línea que le dio en su momento Michael Bay (director de las dos primeras entregas), aunque en esta nueva producción se nota el cambio de mando (Biliall Fallah y Adil El Arbi) para bien, ya que no abusan de esas secuencias que terminan mareando al espectador con un sinfín de explosiones absurdas, y además mantiene un mayor equilibrio entre la acción y la trama, dando espacio para profundizar en la historia y explicar lo que ha pasado durante este tiempo en la vida de los detectives, quienes durante la trama lidian con muchas interrogantes y problemas del pasado. Ahora la dupla deberá decidir si siguen con sus aventuras o se retiran para siempre.

Punto totalmente destacable, la química que hay entre Will Smith y Martin Lawrence, se mantiene intacta a pesar de los años.

Hablemos un poco de los personajes secundarios. Para comenzar, tenemos al equipo “AMMO”, un nuevo grupo de policías comandados por Rita (Paola Nuñez) que intenta probar que las antiguas tácticas están obsoletas, pero que a lo largo de la trama ambas formas de proceder serán bastante efectivas en conjunto. Estos nuevos personajes se acoplan muy bien al dúo protagónico, siendo interesantes y carismáticos por sí mismos.

Ahora pasemos a los antagonistas. La incorporación de Kate del Castillo como “La Bruja” es bastante pobre, siendo la madre de “Armando” y con una misión (cuando vean la película entenderán) que para su hijo es importante. Lamentablemente su historia no aporta mucho al desarrollo de la historia.

Por otro lado tenemos al personaje interpretado por Jacob Scipio, “Armando”, un villano interesante y que dará buenas escenas de lucha con los protagonistas, además de varias sorpresas en la trama.

El soundtrack de esta película  es interpretado por los artistas del momento (Nicky Jam, J Balvin, etc.) y está bastante acertado. Si bien no es tan placentero para muchos escuchar este tipo canciones, cada tema está colocado a la perfección para los momentos álgidos de la película.

En fin, “Bad Boys For Life”, nos vuelve a demostrar que los clásicos no mueren, luego del cambio de dirección, tomó nuevos aires, dándonos frescura, pero manteniendo completamente la esencia de esta pareja. Sin duda, la mejor de esta trilogía.

Por Juan Muñoz.

Sígueme en @juanincosp