Una de las series que Netflix está promocionando últimamente en su Home Screen ha sido “Creeped Out”, que llegó a Latinoamérica titulada “Con la piel de gallina”. Una serie de antología de terror canadiense/británica escrita por Bede Blake y Robert Butler que se estrenó en 2017 y al momento lleva dos temporadas.

Inspirada en la famosa serie “Historias Asombrosas” de Steven Spielberg, cada episodio de “Creeped Out” es autoconclusivo y ninguno tiene relación con el otro, salvo por un detalle: la aparición de un personaje al que llaman “El Curioso” que funciona como narrador omnisciente y tiene la función de ser el recolector de cada historia relatada.

La variedad de temas hace que cada capítulo sorprenda y entretenga a todos los públicos. Algunos episodios tienen una trama ligera de ficción y fantasía como aquel en el que una niña adoptada descubre que es una sirena; hasta algunos con una temática más oscura donde un joven pierde la mitad de su vida jugando sin tener recuerdos de su vida real fuera de su habitación, o donde la inteligencia artificial del teléfono móvil de una joven cree que es su novio y se torna celoso con los que se acercan a ella.

Con 23 capítulos en total, es una serie bastante fresca y entretenida, que me transportó a mi adolescencia viendo series como “Goosebumps” (Escalofríos) o “Are you afraid of the Dark?” (“¿Le temes a la oscuridad?). Les recomiendo echarle un vistazo y generen sus propias opiniones.

Por Iván Izquierdo.