Un escuadrón militar norteamericano es enviado a desbaratar una banda extranjera que operaba con violencia y fuera de la ley. Pero al concluir exitosamente la misión, los comandos que participaron del desarmado lograron darse cuenta que el grupo que redujeron eran hombres de nacionalidad rusa. Si bien los superiores le bajaron el perfil a la información no facilitada, los rusos estuvieron lejos de pasar por alto el hecho, comenzando a asesinar a cada uno de los miembros estadounidenses que participaron en la misión. Es así como llegan de madrugada al hogar de John Kelly (Michael B. Jordan), y aunque no logran asesinarlo, sí logran dar muerte a un miembro de su familia. Cuando comienza la investigación, será él mismo más un grupo cercano de su comando que irán a tierra soviética a buscar venganza.

Basada en la novela homónima escrita por Tom Clancy en 1993, “Sin Remordimientos” es una película recién estrenada en la plataforma de Amazon Prime. Dirigida por Stefano Sollima, quien se especializa en realizar filmes de acción, el largometraje tiene una particularidad en la mitad del guion en donde el quiebre parece ser pasajero, pero resulta ser su anticipado desenlace. Considerado el punto, la película cumple con la dosis de acción correspondiente y con una carga de drama no menor que fuerza a tomarle aprecio al protagonista. Si bien se empatiza con él, no logra convencer del todo. Aquí, el actor que saltó a la fama por personificar a Adonis Johnson en la franquicia “Creed”, se le ve en una faceta en donde vuelve a mostrar la misma fórmula que mostró como pugilista, esa dualidad de hombre fuerte, pero de buen corazón. El filme tiene una muy buena banda sonora que destaca por sus potentes sonidos que ayudan a realzar cada escena de acción y de dramas también.

Otro hito no menor es el mensaje explícito que aparece en el largometraje explicando el porqué del ataque (nuevamente) a los rusos, como si las décadas de los 70s y 80s cobraran vida y extendieran sus sombras sobre el mundo en el presente. La idea planteada queda, para por lo menos, analizarla e incluso conversarla.

Entre los puntos bajos se pueden mencionar lo oscuro que es el filme en general, con muchas escenas nocturnas o en encierros de poca luz, lo que hace muy pesada la visibilidad, más que de costumbre. Las actuaciones son bastante livianas y el guion tampoco ayuda mucho, por lo que es una película bastante ligera y que seguramente se olvidará pronto.

Si le gusta la venganza con muy buenas escenas de acción, esta es su película, pero no espere demasiado. Eso sí, debe quedarse a ver los créditos, ya que la figura de John Kelly, probablemente, la sigamos viendo en pantalla.

Escrito por: ©Daniel Bernal

Sígueme en Twitter: @DanielBernalY