En el año 1960, una delegación de tres montañistas chinos llegó a la cumbre del Everest, el macizo más alto del planeta, cuando los sistemas de alpinismo e incluso los meteorológicos eran muy precarios. Contra todo pronóstico, lograron el objetivo y pusieron la bandera oriental en la cima, por primera vez en la historia. Pero no todo fue felicidad. Al no haber registro fotográfico, ya que la cámara que llevaban los excursionistas la perdieron en una maniobra de salvataje de uno de ellos, la Federación Rusa, por ese entonces el organismo oficial del alpinismo mundial, no les reconoció el logro.

Trece años más tarde, el Gobierno chino reabre el equipo de alpinismo para todo aquel que quiera sumarse a la hazaña de conquistar, nuevamente, el Everest. Contratan a los mismos artífices de la primera expedición, Fang Wuzhou, Qu Songlin y Jiebu, con el propósito de entrenar de la mejor manera posible al centenar de interesados entre hombres y mujeres quienes querían ser parte del proceso.

De esta manera, comienza una nueva aventura, que no estará exenta de dificultades.

“Avalancha” es una película del director Daniel Lee quien ha dirigido un buen número de películas de acción previamente. En esta oportunidad, Lee quiere narrar una historia bien contada, en la cual no se apoya de acción y avalanchas propiamente tal como el nombre de la película nos podría sugerir, sino que desde la historia de los personajes y de cómo interactúan en este proceso montañoso. En lo que falla Lee es en la edición de algunas escenas con cambios de imágenes bruscos y que desconcentran. Utiliza secuencias extraordinarias del Everest, pero termina cansando un poco. En cuanto a la música incidental, es sabido que el uso de trompetas generalmente se incluye en un filme para dar la sensación de heroísmo y emoción en algunas escenas, sobre todo en los desenlaces, pero en esta oportunidad estuvieron sobreexplotadas. La ganancia de la película está en la filmación de la expedición misma y en las tomas de acción, secuencias más bien sutiles y sin tanta explosión. Logra fundir la montaña con los sentimientos humanos, lo que da el toque dramático a la producción. También gana en fotografía y efectos especiales.

Basada en un hecho real, “Avalancha” tiene como nombre original “The Climbers” (Los alpinistas), traducido del chino “Pan deng zhe”. Porque no hay que imaginar que es una película de un desastre natural en la montaña, sino que es un documento gráfico de las dos expediciones chinas a la montaña más alta del mundo. Recomendable para pasar un rato agradable y disfrutar de bellas imágenes y secuencias de riesgo en la montaña.

Disponible en salas de cine tradicionales, reabiertas al público en Chile desde el 18 de febrero de 2021.

Escrito por: ©Daniel Bernal

Sígueme en Twitter: @DanielBernalY