“La familia como elemento del mal”

Una de las razones por la que nos gustan las películas con tramas complicadas de entender, es porque nos sentimos bien analizando cada escena y decodificando los diálogos;  la fascinación que tenemos por comprender la emocionalidad del mundo del cine llega a grandes extremos. Varios de nosotros pasamos incontables horas estudiando películas y nos hace sentir felices.

Aunque… hay veces que la vida puede ser desalentadora y podemos sentirnos cansados al ver algo muy complicado. Es por eso que la estupidez en las películas que no se toman muy en serio, entretenidas de ver, llena de imbecilidades nos hacen sentir alegres y listos para volver a analizar aquellas obras que nos gustan.

Eso es lo que “Boda Sangrienta” es, una película de terror y comedia de majadería pura, y quienes la escribieron y dirigieron lo hicieron con esa misma intención.  La trama es simple: por tradición una familia rica hace un ritual en el cual deben buscar y matar a una novia que se integra a ellos, la novia tiene hasta al amanecer para sobrevivir y si lo logra, todos en la familia mueren excepto ella.

No hay que subestimar a este filme por ser de horror cómico, la fotografía es fantástica, todo tiene un tono amarillo que da una sensación desagradable, no hay mucho que decir en cuanto a la técnica ocupada en los planos, excepto por la escena inicial que tiene un seguimiento por varios juegos hasta dos niños que corren por un horror desconocido, de esta forma se integra al espectador inmediatamente a la trama; las escenas de suspenso están bien logradas y más de una vez estuve en el filo de mi asiento. Lamentablemente es en la comedia lo que falla muchas veces, los chistes no siempre logran acertar como deben y muchas veces se sienten fuera de lugar.

La novia en este caso es protagonizada por Samara Weaving, quien a pesar de las exageradas situaciones en las que se encuentra, hace un excelente trabajo e incluso estuve impresionado que tan serio se tomaba el papel, no me sorprendería que la imagen de la novia con un vestido manchada de rojo y con un rifle pasara a ser una imagen icónica en el cine de terror de culto. No se puede decir mucho de los demás actores, no llegan al nivel de actuación de Samara, pero aun así hacen un buen papel, que lamentablemente no es tan convincente como el de la protagonista.

Si eres fanático de las películas Slasher o el Gore, está película es para ti, pero si buscas algo entretenido y que no sea de terror, mejor ve algo otra cosa, ya que la sangre, huesos e intestinos sobran en este filme.

 

Escrito por Pedro Ascui.