Crítica de cine: “El Hobbit: un viaje inesperado”

Una innecesaria adaptación muy necesaria.

Los más felices con la noticia de que “El Hobbit” sería trilogía, eran sin duda los actores que interpretaban a Elrond, Gandalf, Frodo y Galadriel, que después de diez años se consiguieron este pituto que dura hasta el 2014. Bueno, también Peter Jackson.

Cuando vi “La Comunidad del Anillo” eché de menos a Tom Bomadil, y me pesó que hayan resumido la historia. Efectivamente, adaptar un libro grueso a película implica entrar a picar, y qué bueno que con “El Hobbit” no haya pasado esto. Pero creo que con dos películas bastaba, la trilogía obedece más propósitos comerciales que de otro tipo.

A pesar de que discrepo con el alargamiento, no hay que olvidar que estas cosas no se hacen por amor al arte, no nos engañemos. Y que la incorporación de material extra pudo haber sido mucho peor, como para arruinar el libro, pero no fue así. De hecho, es bastante coherente. La aparición de Radagast el Pardo es un poco forzada, pero se articula con los eventos previos a “El Señor de Los Anillos”. Lo mismo ocurre con el Nigromante, aunque todavía queda por descubrir si lo enlazarán bien con la historia de Sauron. Los elfos también son un extra aquí, pero no estorban y hasta enriquecen la historia. En una parte, Gandalf le dice a Galadriel y compañía que está preocupado por que Smaug se una a las fuerzas oscuras que se están comenzando a manifestar. Recuerdo que en “El Silmarillion” (El mejor libro de Tolkien, a mi modesto juicio) cada vez que un dragón se unía a la batalla, los chicos buenos las pasaban de Kiko y Caco. Así que el comentario del mago no fue hecho al azar.

Ese dato podría ser un pie para una proyección comercial  de la franquicia. Me encantaría que sacaran una serie de televisión de “El Silmarillion” (Porque acá ni una trilogía resumiría el libro). Más de un personaje de ambas trilogías podría pitutear, y si está bien dirigida podría ser una amalgama de “Game Of Thrones”, “Roma” y “Spartacus”. No se ría, un ñoño tiene derecho a soñar ¿No?

A pesar de todo, hay algunas tallas gringas que están de más, y escenas innecesariamente largas, como la tertulia en casa de Bilbo. Otra cosa que yo habría sacado, y que creí que lo habíamos superado hace años, son los musicales. Es como retroceder a los tiempos en que se pensaba que una canción mejoraba la historia, y no es así, caramba, todo lo contrario. Cuando yo leía los libros de Tolkien, me saltaba las canciones ¿Por qué ponerlas acá?

También se agregó una historia extra, una horda de Orcos que le sigue la pista a los enanos, que sirve para enlazar esta primera parte con la Batalla de los Cinco Ejércitos de la tercera. No molesta, pero tampoco sé si aporta. Vamos a hacer un ejercicio espiritual: Por un momento, cierren los ojos e imaginen esta película sin los orcos ¿Sigue funcionando?

La escena de las adivinanzas con Gollum está muy bien hecha, y marca uno de los momentos claves en el que Bilbo comienza a madurar. En resumen, es una película entretenida, que no sorprenderá a nadie que ya vio “El Señor de Los Anillos”. Quizá tiene un tono más de aventura que de batallas, pero sigue una línea bastante parecida. No esperen sorprenderse ni salir vitoreando del cine, pero es muy difícil negar que estamos ante una buena película.

©Por Felipe Tapia, el crítico que podría estar ganando millones escribiendo, pero prefiere la calidez y simpatía de esta página.

3 thoughts on “Crítica de cine: “El Hobbit: un viaje inesperado”

  1. Aun no la veo, pero si el duelo de acertijos con Golum aparece en la primera parte (correspondiente a la mitad del libro) que se mostrara en las otras dos??? Se nota mucho la busqueda de plata.

  2. Con el tema de las canciones, es solo gusto personal….algunos les gustas y otros no….a mi no…pero que difcil seria no agregar canciones a esta peli, donde el cuento fue creado por Tolkien para sus hijos….creo que la peli es grandiosa por lo mismo mantiene un cuento infantil y agrega batallas, accion aventaruas para los mas vejes de una forma tan sutil que no te das cuenta cuanto pasa de un cuento infantil a una historia epica…
    bien por esa adaptacion

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *