Es bien sabido que las películas de animación han intentado llegar a un público transversal con sus historias, pues si bien la mayoría son planteadas como cintas para niños, lo cierto es que todas (o casi todas) tienen tramas con los cuales los adultos se identifican, al punto de a veces disfrutar más que los propios niños con estas historias.

De esta forma, las películas de animación suelen ser calificadas como “películas para la familia”, concepto que algunos aprecian como un valor, y otros sienten como peyorativo. Al menos para los productores es algo bueno, pues los chicos exigen ver cine y obviamente van con sus padres, incrementando la taquilla.

“Héroes del espacio” entra perfectamente en esta calificación de “película familiar”, pues el conflicto es sobre una familia y lo que significa serlo, con sus ventajas y desventajas. En este sentido, la cinta aborda de manera casi didáctica, los valores fundamentales del amor filial, de los lazos que existen entre padres, hijos y hermanos.

La historia gira en torno a la familia Supernova, seres azules habitantes de un lejano planeta llamado Baab. El astronauta más famoso del planeta, Scorch Supernova, es un héroe cuyas aventuras son televisadas para el goce de todos sus fans. Con la ayuda de su brillante hermano Gary, jefe del Control de Misiones de la BASA (clara alusión a la NASA), Scorch se ha convertido en una leyenda, ganando el amor de la bella reportera de televisión Gabby Babblebrock y la devoción de su sobrino, Kip.

Cuando la antipática jefa de la BASA, Lena, intercepta una señal de socorro del Planeta oscuro (que no es otro que el Planeta Tierra), Scorch ve la oportunidad de llevar adelante una operación rescate que se da una vez en la vida. Sin embargo Gary trata de disuadirlo, ya que ningún explorador intergaláctico ha regresado de aquél mundo lejano y peligroso.

Es así como el  famoso astronauta Scorch es atrapado por las fuerzas del mal en el lejano Planeta Oscuro y  el único que puede salvarlo es su hermano Gary, quien es un genio de la ingeniería, pero tiene cero experiencia como aventurero. De hecho odia salir de su lugar.

Si bien la historia es un poco básica, al menos en este nivel funciona perfectamente, y es honesta en serlo.  La película no pretende una profundidad como la “Wall-e” o el doble sentido de “Shreck”, pensado para los mayores, y si el lector de esta crítica es de aquellos que quiere compartir con su hijo(a) pequeño una película, para disfrutar juntos, esta es una muy buena opción. Este es un largometraje mucho más pensado en los niños que en los adultos.

Otro aspecto en el que el filme queda un tanto al debe es el estético, especialmente considerando los avances gráficos que han tenido las películas de animación los últimos años. “Héroes del espacio” no alcanza los niveles de “Valiente” o “UP”, filmes llenos de detalles, aunque sí el colorido es maravilloso (similar al de “Ralph el demoledor”) y a los niños debería gustarles.

Definitivamente, “Héroes del espacio” es la más familiar de todas las películas familiares del último tiempo. Y esto lo digo como algo positivo.

(c) Por Juan Carlos Berner