Crítica de cine: Imperdonable

Ruth Slater (Sandra Bullock) es una mujer que fue condenada a 20 años de prisión por el asesinato del sheriff del condado en donde vivía. Logra salir un par de años antes por buena conducta, lo que no es bien recibido tanto por la familia del policía muerto como por el departamento en general. Pero a Ruth le interesa una sola cosa, dar con el paradero de Katherine, su hermana menor que tenía solo 5 años al momento de que sus vidas cambiaron para siempre. Ella sabe que su hermana tiene un nuevo hogar adoptivo y por tanto una nueva vida, encuentro que se ve siempre entorpecido por la disposición de la nueva familia. Ruth, por tanto, debe lidiar en tres frentes: los hijos del policía muerto que solo quieren destruirla, los padres adoptivos de Kathe, y su propia ira y miedos internos.

Producida por Sandra Bullock y dirigida por la alemana Nora Fingscheidt, “The Unforgivable” (su título en inglés) es una película original de Netflix que contiene todos los elementos que la cadena internacional ha venido creando desde hace un par de años. La fórmula es uno o dos rostros conocidos, un joven director (generalmente femenino), y una trama en donde el suspenso y el drama son sus cartas principales con tintes policíacos y ausencia de humor.

La película está construida sobre una base temporal que va alternando episodios del pasado con el presente. Los sucesos ocurridos años atrás que concluyeron con la prisión de la protagonista, al principio pueden parecer confusos, pero a medida que avanza el largometraje todas las piezas sutilmente comienzan a encajar. Ir entregando poco a poco información al espectador es una técnica que se ha venido utilizando desde hace mucho tiempo, y que cada vez está más de moda. Uno de los puntos altos es la fotografía, en donde la luz logra destacar en muchos de los planos. Si bien las actuaciones están en el promedio, Bullock nos entrega un papel con una carga dramática que mantiene durante todo el filme, por lo que siempre está actuando bajo una sombra emocional que no logra mermar. De hecho, recordé el papel de Harrison Ford como el doctor Richard Walker en “Búsqueda Frenética” (“Frantic”, 1988, Roman Polanski), en donde la carga emocional del personaje lo exigió a tal magnitud que tuvo depresión incluso después que las grabaciones hubieron concluido. En resumen, buena actuación de Bullock, para destacar.

Sin ser una gran película y tocando un drama familiar a veces invisible para la sociedad, “Imperdonable” es un buen largometraje que mantiene al espectador atento a las situaciones, en ese triángulo mencionado anteriormente en que debe lidiar con personas que le quieren hacer daño, otras que preferirían que no haya salido nunca de la cárcel, y con su yo interior en donde vive una buena mujer que quiere hacer las cosas bien y mejorar muchas cosas, pero que no logra avanzar.

Disponible en Netflix.

Por Daniel Bernal

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *