Honrando el cine de terror de las décadas de los 70s y 80s, Jorge Olguín, pionero en el cine de este género tanto en Chile como en Sudamérica, nos ofrece una nueva producción titulada “La Casa”.

El policía Arriagada apenas cuelga su teléfono después de tener un fuerte quiebre con su esposa, cuando, aún sollozando, recibe un mensaje por la radio de la patrulla para que se dirija a una dirección en la comuna de Quinta Normal, ya que varios vecinos llamaron por ruidos molestos provenientes desde una casa abandonada. La casona era antigua, grande, con un gran antejardín y una imponente reja de entrada. Se atreve a ingresar dado que escuchó un grito ahogado proveniente del interior. Ya sabemos, como espectadores, que algo anda mal, porque en una distracción de Arriagada podemos ver la figura de una mujer ensangrentada cerca de él y que desaparece a los pocos segundos. El cabo se acerca a la casa, escucha más gritos y decide ingresar.

Así comienza una pesadilla de horrores paranormales que sufre el policía al interior de esta casa embrujada. Basada en una historia real, como tantas que se cuentan de boca en boca no solo en Santiago sino a lo largo de todo el país, la película refleja con una gran atmósfera de tensión todo lo que ocurre en la casona.

Uno de los aspectos a mencionar de la película es que está filmada en “tiempo real”, es decir, en un poco más de setenta y cinco minutos de metraje vemos lo que Arriagada vive en esos setenta y cinco minutos de vida. Los planos son largos, en donde Olguín utiliza métodos hitchcocknianos para cambiar de una secuencia a otra. La historia es absolutamente continua y mantiene la atención del espectador dados todos los elementos paranormales que van apareciendo.

Otro punto alto es la música. Olguín, desde un tiempo a la fecha, se ha dedicado a crear piezas musicales electrónicas, ensayo suficiente para plasmar una banda sonora digna de los 80s, con el abuso aterrador de una sola nota al mejor estilo de John Carpenter, o el bit alucinógeno de las películas de Dario Argento. Todo reunido en un soundtrack de gran calidad que por sí sola logra elevar la película al siguiente nivel.

Lo que se puede cuestionar es el recurso de la casa embrujada en un año 2021 en que las historias crecieron hace rato. Si es parte de un homenaje o una reivindicación del cine de terror de esos años, entonces bienvenida sea, pero me queda la sensación que se puede experimentar otro tipo de horror utilizando las técnicas y los puntos altos previamente mencionados.

Como dato aparte, este filme lo pude apreciar gracias a la invitación de www.dreadcentral.com quienes están abocados a la comercialización de películas de terror desde distintas partes del mundo.

“La Casa” es una película bien lograda con mucho suspenso y terror, que logra la atención del espectador durante todo el filme, quien presencia cómo un ser humano va apagándose minuto a minuto por seres que no están físicamente entre nosotros. ¿O sí?

Escrito por: ©Daniel Bernal

Sígueme en Twitter: @DanielBernalY