Otra volada aventura de Seth Rogen y sus amigos

NO ES PARA NIÑOS, se los aseguro. No sé en qué pensaban los papás de esos niños que fueron al estreno. ¿Una salchicha? Seguro no es símbolo fálico (jajajaja)…o el pan de hot dog (en la foto con collar de perlas y “sexy”) tampoco, ¿cierto?

Es que “Sausage Party” es una película “sethrogeana” (movimiento estético nombrado por mi), del tipo “Pineapple espress”, “The Interview” o “This is the end”, donde las situaciones más freaks y llenas de drogas, se convierten en circunstancias genialmente graciosas (aunque carecen de complejidad). Claramente “Sausage Party” es una burla a Pixar y Disney específicamente (de hecho en una escena aparece un ítem de supermercado con la etiqueta que decía “Dixar”) y lo logra con creces. La historia va más o menos así (voy a tratar de no spoiliar): Una salchicha llamada Frank (Seth Rogen), vive en un supermercado cualquiera, junto a millones de variados productos que hablan, cantan e incluso, fornican (pucha, no quería usar esa palabra). Vive en una repisa junto a sus “hermanos” salchicha (obviamente es un pack) y cada uno, tiene su nombre y personalidad. Los más cercanos a Frank son Barry (Michael Cera) y Carl (Jonah Hill) y su novia es Brenda (Kristen Wiig). La primicia es que ellos (todos los productos) piensan que el “Gran Más Allá”, es decir, fuera de las puertas que se abren solas, es un paraíso donde por fin podrán ser libres y vivir fuera del envase.

Y hasta aquí llego, porque lo demás, es una escalada de cosas freak que en mi opinión, fueron creadas por un compañero fumón de Mary Jane. Demás está decir que Seth Rogen actúa como Seth Rogen (si ha visto sus otras películas, entenderá esta afirmación) y el sexo entre todo tipo de productos, es entre idiota y genial (vaya contradicción). Por ejemplo, la mujer taco que se ve en la foto, es Teresa del Taco (Salma Hayek), una taco lesbiana (y ultra “jorni”) que muere por Brenda, el pan de hot dog. La trata de seducir de las formas más divertidas y locas, pero Brenda pertenece a su salchicha Frank, para eso fueron creados. Orgías en los pasillos de alcohol, marihuana de la “paz” fumada por el jefe indio Aguardiente (Bill Hader) y un humano drogadicto (James Franco) que luego de un viaje sicodélico, se lleva una gran sorpresa.

“Sausage Party” es una obligación si es fanático de las películas sethrogeanas y si no, puede verla como un ejercicio divertido pues, ¿se acuerda cuando era niño y veía películas de monitos animados (qué retro)? ¿Recuerda que para ud. y para todos los niños, eran como una especie de chiste interno, algo sólo para nosotros y que sólo nosotros entendíamos? Bueno, esta película evoca ese momento. Por fin tenemos la posibilidad de ver a los queridos “monitos animados” desde otra perspectiva. Es como ver una de Toy Story versión adulto, algo muy entretenido e interesante en muchos aspectos. Se la recomiendo y sobre todo, si es fumón, se sentirá identificado con alguna de estas voladas a cargo de Greg Tiernan y Conrad Vernon.

He dicho, palabra de Gringa.

En Twitter: @gringa_rocio