“Music” no solo es el nombre de esta película, sino que también es el nombre de la chica coprotagonista, una quinceañera que sufre de autismo y en donde la música es su zona de confort y seguridad.

Después de un desafortunado accidente que sufre su abuela y tutora, quien era la única persona que la cuidaba, es su hermana Zu (Kate Hudson), una joven drogadicta y alcohólica en rehabilitación quien se gana la vida vendiendo drogas, quien se hace cargo de la menor, siempre pensando en que será pasajero ya que tratará de ubicarla en algún centro para niños con discapacidades. Con lo que no contaba Zu es que Music cuenta con toda una red de apoyo que es conformada por los vecinos del lugar, quienes están a su cuidado estando muy alertas y manteniendo una respetable distancia durante los paseos diarios de ella, generalmente a la biblioteca para ver su libro de perritos favorito. Uno de sus vecinos es Ebo (Leslie Odom Jr.), un joven que es muy cercano a Music, y quien irá formando una estrecha relación con Zu.

Así se construye la trama de “Music”, la que se puede encasillar en un drama musical. Drama porque su protagonista seguirá equivocándose en el camino, aún cuando esté al cuidado de Music. Y musical porque la película alterna el drama con videoclips ultra mega coloridos, que no hacen más que mostrar el mundo de Music, como ve a las personas, qué siente con los juegos de luces, con los sonidos, con las situaciones. Sabe captar muy bien lo que ocurre a su alrededor, y su imaginación lo plasma en vívidos videoclips en donde ella siempre es la protagonista.

Excelente banda sonora. Cada tema es cantado por Maddie Ziegler (Music) o Kate Hudson, canciones alegres y pegajosas que vienen de la mente de Sia, artista musical reconocida internacionalmente, quien dirige sus propios videoclips, siendo “Music” su primer largometraje. Sia se encargó de evitar realizar un largometraje que fuera le secuencia de videoclips sin sentido, y logró plasmar el drama como hilo conductor y las canciones como base en que se sustenta la película.

Como antecedente, Maddie Ziegler tenía 11 años al momento de protagonizar del videoclip “Chandelier” de la cantante Sia, llenándose ambas de elogios y premios. La artista creó una canción contundente y un videoclip tan bizarro que ya lo quisiera Lady Gaga. De ahí la estrecha relación que la lleva a coprotagonizar su primer largometraje.

La película no tiene mucha originalidad en cuanto a la trama. Es la historia archi vista de la adolescente que se mete en mil problemas y que de un día para otro debe hacerse cargo de una vida que le es ajena, se niega a recibir ayuda, pero que igualmente sucumbe ante el amor. Así y todo, “Music” es una grata experiencia visual y auditiva. Ajeno al drama al que sí le falta profundidad, coherencia y sentido de la misma dramatización, la película gana en lo ya mencionado, música y colores.

Disponible en www.cining.cl.

Escrito por: ©Daniel Bernal

Sígueme en Twitter: @DanielBernalY