Conmovedor drama dirigido por R.J. Cutler, quien es conocido por la serie de televisión “Nashville” o el documental “The September Issue”, entre otras producciones para la pantalla chica. Ganador de una larga lista premios, entre los que destaca el Emmy por su reality “American High”, “Si decido quedarme” (“If I Stay” en inglés) es su primera película para el cine y está basada en la novela homónima de Gayle Forman, publicada el año 2009.

El film narra la historia de Mia (Chloë Grace Moretz), una joven de 17 años apasionada por la música clásica y el violonchelo, instrumento para el cual posee un gran talento.  No obstante, esta chica se siente como pez fuera del agua a dónde quiera que va, incluso en su familia. Sus padres (Mireille Enos y Joshua Leonard) son un par de rockeros intentando construir, afortunadamente con éxito, una familia normal y estable, mientras que su hermano menor (Jakob Davies) sigue el mismo camino del rock que los padres y ya gusta de bandas como los Rolling Stones. En este contexto, la vida de esta joven se verá aún más alterada cuando conozca a Adam (Jamie Blackley), un chico un par de años mayor que ella y que además tiene una prometedora banda de rock, estilo musical del cual ella siempre ha querido alejarse.

¿Les ha pasado que a veces ustedes mismos son sus peores enemigos? Bueno, eso es parte de lo que le pasa a Mia, un personaje que le teme a lo desconocido, a lo que no está estructurado, a lo que no está en orden y eso hace que tienda a encerrarse en sí misma encontrando su zona de seguridad en el violonchelo. Si embargo, no sólo Adam vendrá a derribar sus paradigmas, sino también un trágico accidente de auto, dejándola a ella en coma y obligándola a hacer una retrospección, una suerte de evaluación general, a través de la cual deberá tomar la difícil decisión de irse o quedarse.

A través del excelente trabajo que hace Shuana Cross con el guión y la acertada mano del director R.J. Cutler, en la cual se nota el trabajo en documentales y realitys que éste último ha tenido, este largometraje logra una conmovedora naturalidad, que es capaz de transmitir el dolor que está sintiendo cada personaje en un ciento por ciento, logrando con esto que el espectador se emocione hasta las lágrimas y más que lágrimas, llanto profuso. Puesto que además esta es una historia en la cual los personajes hacen sacrificios por amor hacia los hijos o hacia la pareja evolucionando en el camino, ya que esos mismos hechos los hacen aprender a vivir la vida con menos complicaciones y mejor disposición a lo nuevo.

Como toda película de Hollywood, este filme no está exento de ciertos clichés, que no mencionaremos aquí para no contarles toda la historia. Sin embargo, podría decirse que han sido muy bien utilizados en pos de una rica construcción narrativa en la cual cada personaje ha sido desarrollado de manera plena, en un vaivén de presente al pasado, que además le aporta mucho movimiento a la trama contribuyendo de esta forma a que las dos horas y media que dura esta cinta sean apreciadas en su totalidad. El espectador queda atrapado por un relato bien diseñado, con buen ritmo y que lo mantiene a uno alerta a lo próximo que ocurrirá.

Dato rosa: el libro “Si decido quedarme” tiene una segunda parte, por lo que quedamos a la expectativa de si  R.J. Cutler y todo su equipo querrán llevar a la pantalla grande una segunda entrega de esta historia.

© Alejandra López