Rusty Griswold es el padre de una familia media norteamericana, que se desempeña como piloto de una poco importante línea aérea. Además, es un idiota. Cuando se da cuenta que su vida y vacaciones han entrado en una eterna monotonía, decide hacer el “viaje de sus vidas” junto con su esposa y sus dos hijos: irán en vehículo a Walley World (algo así como Fantasilandia pero más grande, mucho más grande) que queda en el otro extremo del país, idéntica travesía que hizo junto a sus padres y hermana 30 años atrás.

El viaje se desarrolla con el especial optimismo de Rusty (Ed Helms, actor que conocimos como el dentista “Stu” en la exitosa saga de tres partes “¿Qué pasó ayer?”), la resignación de su esposa Debbie (Christina Applegate, más conocida como “Calabacita” en la clásica e icónica “Matrimonio con hijos”) y las constantes disputas de los dos hermanos. Mientras el matrimonio de a poco se adentra en la resolución de sus íntimos conflictos matrimoniales y los hermanos tratan de establecer jerarquía entre ellos, el viaje que durará varios días estará lleno de situaciones comiquísimas, irrisorias e incluso extremas.

La película viene a ser una especie de continuación del filme “Las vacaciones de una chiflada familia americana” de 1983 (“Vacation”, mismo nombre en inglés que la actual), protagonizada por Chevy Chase y Beverly D’Angelo en los papeles protagónicos. De hecho ambos aparecen en esta entrega como los padres de Rusty, mostrando los mismos rasgos apáticos-disociativos de la película original, pero como siempre, privilegiando los intereses familiares por sobre todas las cosas.

Siguiendo con la línea de la historia original, también le hacen una visita a “Audrey”, hermana de Rusty, representada por la siempre refrescante Leslie Mann, quien a su vez está casada con Stone Crandall, encarnado por Chris Hemsworth (chicas, como siempre quisieron ver a Thor). Lástima que el papel de tejano no le resulte a Chris, y se lamenta lo forzado del personaje por parecer auténtico.

La película está llena de humor absurdo y de doble sentido (bastante explícito, mejor dicho) pero que no llega a ser chocante. Los papeles están muy bien planteados y denotan la personalidad de cada uno de ellos. Otro punto a favor de “Vacaciones” es que no decae. Cuando va a llegar a esa parte latera de la película en donde abundan diálogos filosóficos que solo sirven para dar continuidad a la historia, viene inmediatamente otra explosión de humor con alguna secuencia disparatada.

Hay también unos cameos interesantes que le agregan más matices a esta comedia. Lo que sí no puedo perdonar es como luce Chevy Chase hoy en día. Impresentable.

Comedia re-simpática, inteligente en la continuidad de chistes que se utilizan a lo largo del filme para reír desde los créditos iniciales a los de cierre. No apta para tontos graves y totalmente recomendada para los amantes del humor del absurdo.

Por ©Daniel Bernal

En Twitter: @BernalusTwit

 

Ficha Técnica:

Título: “Vacaciones” (“Vacation”)

Directores: John Francis Daley, Jonathan M. Goldstein

País: Estados Unidos

Duración: 100 minutos

Elenco: Ed Halmes, Christina Applegate, Skyler Gisondo, Steele Stebbins, Chris Hemsworth, Leslie Mann, Chevy Chase