Sumado a varias películas como “Ningún lugar en ninguna parte” (2005) que fue exhibido en 25 festivales internacionales, el cortometraje “Obreras saliendo de la fábrica” (2005), seleccionado en más de 50 festivales y “El tiempo que se queda” estrenado el 2007 en festival de Rotterdam, podemos decir que José Luis Torres Leiva sabe de documental. De hecho, en “Ver y escuchar”, su quinta producción –incluyendo el galardonado largo de ficción “El cielo, la tierra y la lluvia” (2008)– Torres Leiva nos da una master class del buen documental de autor.

La película retrata tres emotivos encuentros en torno a una manera distinta de comunicarnos, donde la discapacidad física pasa a ser un protagonista presente y ausente, sin ser lastimero ni victimizado en su narrativa. Esta historia es una delicada manera de Torres Leiva de lograr hacernos conectar con lo que estamos viendo y por sobre todo de empatizar y autoevaluar como nosotros nos comunicamos en nuestro diario vivir.

Por medio de tres momentos distintas personas que sufren ceguera o son sordas y mudas, nos van relatando su historia y como han llevado a cabo su vida en el transcurso del tiempo. Intercambian y comparten experiencias, anécdotas, sensaciones de luz, de vibraciones, de oscuridad y de un mundo envuelto de sonidos y sentidos que van más allá del mundo que nos rodea.

El documental “Ver y Escuchar” tiene la virtud de despertar los sentidos de quienes estamos al otro lado de la pantalla, arranca con la escena de dos personas que padecen ceguera y un joven chico con sordera, Hans, quienes están a la orilla del mar en Punta Arenas y mediante una traductora de señas cada uno empieza a describir lo que esta sintiendo del lugar. Un fuerte deseo de cada uno de conectarse entre sí, de ser iguales, de compartir sus experiencias y, por sobre todo, de intentar ver y escucharse el uno con el otro. Y es de esta manera como Torres Leiva comienza a intercalar las historias, unas más emotivas que otras, pero todas con un mismo fin, rescatar el logro de comunicar, ver y sobre todo escuchar.

El montaje en blanco y negro y la mirada observacional invisible del lente, que emplea este connotado director no da la sensación de adentrarnos en un mundo paralelo, pese a que el recurso empleado en esta cinta, para mi gusto, puede entorpecer en otro tipo de películas y en el fin de la narrativa. En este caso sucede todo lo contrario, no perturba sino que logra aportar a esa sensación de despertar y conectarnos con estos personajes.

Luego de ver este documental y recordarme al cine de Frederick Wiseman, me hizo formularme las siguientes preguntas ¿Cuántos de nosotros no sabemos ver?, ¿Cuántos de nosotros realmente no escuchamos? A veces somos más ciegos y mudos ante la vida misma y José Luis Torres Leiva sabe como conectarnos a esta realidad.

© María Ignacia Barja A.

En twitter: @mibarja

Dirección: José Luis Torres Leiva

Elenco: Alejandro Ojeda, Mónica Rocca, Hans Fajardo, Angel Gallardo, Marcela Grove, Carola Mujica, Javier Rodríguez

Chile, 2013, documental, 90 minutos