Durante las últimas décadas, han aumentado notablemente las denuncias por acoso sexual, abuso y violación. Esto producto de que hoy en día las voces de las víctimas son más escuchadas que antes y tienen más apoyo que en otras épocas, donde tendían a ser invisibilizadas.

Por lo mismo, luego de años de lucha en contra de uno de los sujetos que llegó a ser uno de los más poderosos de Estados Unidos, hoy está más expuesto que nunca, hoy luego de más de 10 años de lucha por parte de quienes fueron sus víctimas.

Hace casi dos semanas, salió en la plataforma de Netflix un docuserie de Jeffrey Epstein llamado “Jeffrey Epstein: Asquerosamente rico” (dirigida por Lisa Bryant) , un registro que se ha vuelto polémica durante las últimas semanas, dado a la exposición de varias celebridades y políticos en el caso de este ex magnate, pero para quienes no saben ¿Quién era Epstein?

Asquerosamente rico

El documental cuenta la historia de Jeffrey, un hombre que empezó a ser investigado hace varios años atrás, debido a que llamaba la atención su gran riqueza. No había explicación alguna sobre cómo este sujeto había llegado a tener tanto dinero e incluso, era una especie de fantasma para quienes sabían de finanzas. Por lo mismo, una periodista decidió investigar quién él, sin esperar que encontraría un golpe noticioso mucho más impactante.

Tras comenzar a hilar los cabos sueltos, la periodista descubrió que había una serie de denuncias contra Epstein, denuncias por abuso sexual y violación, y peor aún, prostitución infantil. Sin embargo, al ser una especie de “fantasma” y más aún multimillonario, siempre terminaba escapando de su responsabilidad, por lo que cada vez la investigación periodística y también policial, fue más exhaustiva, llegando a descubrir incluso que grandes políticos como Bill Clinton o incluso, el principe Andrés, estaban involucrados en el caso Epstein.

Esta docuserie muestra en cuatro capítulos cómo este hombre, que llegó a ser tan poderoso, siempre se salía con la suya, al punto de tener una especie de red de prostitución infantil tan grande, que hasta el momento, solo se sabe que fueron más de cuarenta víctimas las que fueron abusadas por este despiadado hombre.

Un docuserie imperdible

“Jeffrey Epstein: Asquerosamente rico” es un documental que no puedes no ver, ya que expone una realidad que, hasta el día de hoy, está impactando al mundo. Expone lo que es el tráfico de influencias y lamentablemente, como el poder monetario y los buenos contactos, también han ayudado muchas veces a salirse con la suya a los peores monstruos de la historia.

Debo destacar la recopilación de antecedentes y documentación para formar este documental, el cual prácticamente no deja cabos sueltos y expone que este tipo de “mafia” de prostitución infantil, es mucho más terrible de lo que creemos.

Ya saliendo del lado que significó un golpe noticioso, cabe destacar que fue una excelente idea el segmentarlo en capítulos y volverlo un docuserie, ya que esto permite mantener mayor tiempo la atención del espectador en lo que se está viendo. Es muy distinto ver un documental de corrido que verlo por partes y más por partes que cuentan con un principio y un final tan llamativos, al punto de que crean la necesidad de continuar viendo el capítulo siguiente. Creo que fue una muy buena estrategia, más aún considerando que si juntamos los cuatro capítulos, son demasiadas horas de documental.

Hipótesis

Hay algo muy importante en un documental y es el guión. En este aspecto, esta apuesta cumple con un guión excelente, donde queda clarísimo desde un principio la hipótesis que mantienen en el documental. Este punto es sumamente importante, ya que nos permite tener un hilo conductor dentro de este y detectar claramente la estructura, sin contar que en este caso es una de las cosas que más intriga causan.

Desde mí punto de vista, la estructura del documental es precisa, muy buena y logra cumplir con una especie de “in crescendo”, donde partimos descubriendo quién era este sujeto tan misterioso y terminamos (no es spoiler del final para quienes no conocen la historia) intentando descifrar los movimientos de un hombre impredecible y que se aprovechaba totalmente de su poder.

También, en el guión se realizan conexiones con otros casos muy icónicos, como el que desató el #Metoo. Esto logra que entendamos la magnitud de lo que nos están explicando y al mismo tiempo, logra enganchar más con algo que la sociedad ya conoce bien.

Reviviendo momentos

Otro punto que debo destacar, son las recreaciones de lugares donde ocurrieron los abusos, lo que en conjunto con las declaraciones de las víctimas, logran una narración de los hechos mucho más enriquecida y comprensible. Es impresionante el como una narración bien hecha logra transportarte al lugar de los hechos, al punto de que puede erizarte la piel.

Ya pasando a lo que es la dirección, debo decir que este docuserie cuenta con una dirección fotográfica maravillosa, donde se puede apreciar una muy buena composición, esto sin contar que lo expuesto, que parecía realmente sacado de una película, lograba esa conexión con lo narrado por las víctimas, ya que en un principio tendían a ser sorprendidas por algo que parecía maravilloso. Sin embargo, terminaba siendo su propio infierno.

Finalmente, quiero decirles que “Jeffrey Epstein: asquerosamente rico” es la punta del iceberg, hay mucho más en el caso que aún está en proceso de ser descubierto e incluso, en nuestro propio país tenemos invisibilizados casos igual o peor de terribles que el caso de un hombre que se aprovechó de su poder, se aprovechó de la vulnerabilidad de muchísimas mujeres y que, la única manera de conseguir atraparlo, fue una lucha insistente de años.

Por Francesca Massone C.

Sígueme en instagram como @France_Massone