Tres días después del fatal desenlace de “Skyfall”, Bond recibe un paquete con una cinta de video enviada por “M” quien ya había fallecido. En ella, le indica que tiene que buscar un hombre y matarlo. Junto con comenzar la cacería de este hombre en México e Italia, Bond se irá enterando de una realidad personal que ni siquiera sospechaba. Un antiguo familiar que daba por muerto al parecer no es tal, pero, ¿Tendrá algo que ver con SPECTRE?

Es interesante ver como las últimas películas de James Bond, sobre todo en donde Daniel Craig interpreta al agente secreto, están unidas por una historia más profunda que la trama de turno. Ésta tampoco es la excepción, ya que no solo sugiere una continuación de su antecesora, la exitosa “Skyfall” del año 2012, sino que de las últimas tres entregas del agente 007, a nombrar: “Casino Royale”, “Quantum of Solace” y “Skyfall”.

Algo parecido ocurrió en las primeras películas de la saga. Por allá por la década del 60, la organización SPECTRE (sigla que en español significa “Ejecutivo Especial para Contraespionaje, Terrorismo, Venganza y Extorsión”) existe para apoderarse del mundo. Está compuesta por representantes de varios países, algo así como la ONU de la maldad, y es dirigida por su calvo creador “Blofeld”. SPECTRE aparece en las cintas “Dr. No”, “Operación Trueno”, “Solo se vive dos veces”, “Al servicio secreto de su majestad” y “Los diamantes son eternos”, las cuales se realizaron entre los años 1962 y 1971, todas interpretadas por Sean Connery excepto “Al servicio secreto de su majestad” que fue protagonizada por un debutante modelo londinense llamado George Lazenby.

Mientras en algunas de aquellas películas “Blofeld” y SPECTRE eran la trama principal, en otras solo hacían alusión a dicha organización. Lo que hizo Sam Mendes (director de la cinta) en esta ocasión, y quien también dirigió “Skyfall”, es revivir el mito de esta mafia y de quien la dirige. Mendes, eso sí, se tomó ciertas libertades, como con el famoso gato blanco de raza “angora” que acompañaba al calvo villano el que solo aparece como cameo en el filme, o que “Blofeld” ya no es calvo ni tampoco es un perfecto desconocido como en las anteriores entregas se mostró.

Si bien el filme tiene toda la esencia Bond que las caracteriza, queda un tanto al debe en ese derroche de emociones que son su sello principal. Más lenta que las anteriores, hace que se extrañe al Sam Mendes dinámico y explosivo que vimos en su antecesora. De hecho esta segunda presencia del director auspiciaba un producto que dejaría a todos los espectadores contentos. Pero no fue así. Si bien la trama vuelve un poco a su origen, no es excusa para mostrar una película absolutamente actual con reminiscencias del pasado.

El casting está muy bien armado con Daniel Craig interpretando por cuarta vez al agente con licencia para matar, siempre impecable y a juicio de muchos, uno de los mejores Bond de la historia. Lo acompañan el nuevo “M”, Ralph Fiennes, el nuevo “Q”, el joven Ben Whishaw, y la eterna Moneypenny a cargo de Naomie Harris. Las “chicas Bond” para “Spectre” son la hermosa Léa Seydoux como “Madeleine Swann” y Monica Bellucci en el papel de “Lucía”. Quizás esta última queda al debe, pero no por interpretación, sino por los pocos minutos que aparece en pantalla.

Difícil tarea para el tema principal de la película, “Writing’s On The Wall” de Sam Smith, ya que su antecesora “Skyfall”, interpretada por la tremenda Adele, ganó un premio Oscar en la categoría “Mejor Canción Original”, siendo la primera vez que una canción de esta franquicia recibe el máximo galardón de la Academia norteamericana. La canción de Sam Smith es “muy Bond”, y funciona al escucharla un par de veces, pero sobre todo en el opening de la película en donde la conjugación de las imágenes y canción es simplemente extraordinario.

“Spectre” es entretenida, tiene excelente fotografía, hace alarde de todos los clichés que tienen las películas de James Bond, aunque a veces abusa de ellos (como la típica situación en que al agente le quitan la licencia porque logró un objetivo con excesiva violencia). Sin embargo, mantiene al espectador expectante, logra que conozcamos más al interior del agente secreto, no esa superficial mirada de la mayoría de sus películas, sino que podamos empatizar con sus miedos y temores.

Recomendada para todos los amantes de la acción y, obviamente, para los fanáticos incondicionales de James Bond. Ah, contra los rumores que circulan, Craig tiene contrato para un filme más. Ya lo estoy esperando.

Por ©Daniel Bernal
@BernalusTwit

Ficha técnica:
Título: “Spectre”
Año: 2015
Elenco: Daniel Craig, Léa Seydoux, Ralph Fiennes, Ben Whishaw, Naomie Harris, Christoph Waltz, Monica Bellucci
Director: Sam Mendes
País: Gran Bretaña