En parte para complacer a los miles de viudas de “Breaking Bad”, y también sumándose a la moda del cine de  sacar spin offs, secuelas, precuelas y remakes, esta semana se estrenó “Better Call Saul”, spin off disponible en Netflix, basado en el corrupto y bufonesco abogado de la serie que le vio nacer, “Breaking Bad”.

En un principio nadie sabía de qué iba a tratarse la historia, incluso se pensaba que transcurriría después de la serie medular que presentó al personaje, pero no tardaron en aclararnos que iba a ser una precuela. Aunque esto es cierto, el primer capítulo arranca mostrándonos a un Saul acabado, paranoico luego de lo sufrido con Walter White, para luego transportarnos al pasado, en sus inicios como abogado.

Al contrario de “Breaking Bad” que partió con una envolvente narración In Media Res que capturaba la atención desde el principio, “Better Call Saul” cuenta con una introducción demasiado larga y lenta antes de que comiencen los acontecimientos. El propósito de esto es describirnos la vida que llevaba el abogado James McGill, antes de cambiarse el nombre a Saul Goodman (Que en inglés suena como “It´s all good, man”).

Solo se ha emitido el primer capítulo y ya hemos visto a dos invitados de la serie original (Que no les voy a decir porque sería arruinarles la historia). Y espero sinceramente que este recurso no sea el principal del que se valgan para atraer audiencias. Porque la novedad se pasa rápido, y no queremos una reunión de ex actores de “Breaking Bad”. Queremos una serie que pueda pararse sola, y francamente a Bob Odenkirk le faltó en algunos momentos contar con un Jesse o Walt que lo saquen de apuros. Su personaje estaba demasiado acostumbrado a asistir a otro más importante, por lo que creo que aún no se independiza del todo. Personalmente, creo que logrará esa independencia, todo depende del guionista. Como sea, solo se ha emitido el primer capítulo y aún es muy pronto para sacar conclusiones.

Pese a todo, “Better Call Saul” se merece el beneficio de la duda. Porque es de los creadores de “Breaking Bad”. Sabemos que no solo están tratando de explotar la rentable franquicia sino que busca un producto original, que funcione por sí solo.

© Por Felipe Tapia, declarado oficialmente como la causa principal del orgasmo femenino.

Fuente imagen: breakingbad.wikia.com