Sabemos que las películas de Disney están llenas de mensajes ocultos, lo que ha hecho que las teorías sobre ellas abunden en la web.

Una de las más famosas tiene que ver con que el vendedor que aparece al comienzo del filme “Aladdin” (1993) era, en realidad, el Genio disfrazado, y había dos pistas fundamentales que fundamentaban esta teoría:

La primera es que el hombre, al igual que el Genio, sólo tiene cuatro dedos en cada mano. La segunda pista, es que Robin Williams hizo la voz de ambos personajes. Esto hizo pensar durante años a los fanáticos, que el vendedor y el genio eran el mismo.

La idea se mantuvo en duda por décadas, pero recientemente los directores John Musker y Ron Clements dijeron en una entrevista en E! News que la teoría era totalmente cierta.

Además la pareja de realizadores confesó que la verdad iba a ser revelada al final de la película, pero que debido a ciertos cambios en la edición esa explicación quedó fuera. Las pistas mencionadas anteriormente hicieron de esto una leyenda urbana. Ahora el misterio se ha resuelto y los que creyeron desde el principio que había algo más ahí, pueden estar orgullosos de su habilidad de observación.