El 4 de julio se estrena en Chile “Ataque a la Casa Blanca”

El próximo 4 de julio se estrena en Chile “Ataque a la Casa Blanca”, cinta protagonizada por Gerard Butler (el protagonista de “300”) y Aaron Eckhart (más conocido por su papel de Dos caras en “Batman, el caballero de la noche”). A continuación te contamos de qué se trata esta película dirigida por el talentoso Antoine  Fuqua, y algunos detalles acerca de cómo se hizo este filme.

“Cuando nuestra bandera caiga, el pueblo se levantará”

Cuando un grupo de terroristas toma la Casa Blanca, un agente secreto venido a menos intenta rescatar al Presidente de los Estados Unidos en “Ataque a la Casa Blanca”, un thriller de acción electrizante e ingenioso del aclamado director Antoine Fuqua (“Traning Day”).

Un pequeño grupo de guerrilleros fuertemente armados y altamente entrenados  lanzan una audaz emboscada en la Casa Blanca, invaden el edificio y toman de rehén al Presidente Benjamin Asher (Aaron Eckhart) y a su personal y los conducen al bunker presidencial subterráneo e impenetrable. Mientras, se desarrolla una batalla campal sobre el césped de la Casa Blanca y el ex agente de seguridad presidencial Mike Banning (Gerard Butler) se une al tiroteo ya que es el único miembro del servicio secreto que sigue con vida en el edificio sitiado.

Banning hace uso de su amplia formación y su conocimiento minucioso de la residencia presidencial para convertirse en los ojos y los oídos del Presidente interino Allan Trumbull (Morgan Freeman) y sus asesores. A medida que los invasores comienzan a ejecutar rehenes y amenazan con matar a otros, a menos que cumplan con sus demandas indignantes, Banning trata desesperadamente de encontrar al hijo del presidente, que está escondido en algún lugar del edificio, y de rescatar al presidente antes de que los terroristas puedan llevar a cabo su último plan, que es aterrador. Mientras que el número de muertos va creciendo y el tiempo se va agotando, queda claro que Banning es la única esperanza que tiene Estados Unidos de evitar la aniquilación total.

“Ataque a la Casa Blanca” es protagonizada por Gerard Butler (300), los ganadores del Oscar® Melissa Leo (The Fighter) y Morgan Freeman (Million Dollar Baby, The Dark Knight Rises), Aaron Eckhart (The Dark Knight), Dylan McDermott (American Horror Story), Angela Bassett (What’s Love Got To Do With It), Ashley Judd (Kiss The Girls), Robert Forster (Jackie Brown), Cole Hauser (A Good Day To Die Hard), Radha Mitchell (Man On Fire) y Rick Yune (The Fast and the Furious).

El director Antoine Fuqua (Training Day, Brooklyn’s Finest) está al mando de este guión original escrito por los novatos Creighton Rothenberger y Katrin Benedikt. La película está producida por Alan Siegel (Chasing Mavericks), Gerard Butler, Danny Lerner (The Expendables 2) y Ed Cathell (Drive Angry). EL director de fotografía es Conrad W. Hall (The Punisher, Panic Room). El responsable de edición es John Refoua (Avatar, Safe House).

 

La producción de la película:

El presidente Benjamin Asher, interpretado por Aaron Eckhart
El presidente Benjamin Asher, interpretado por Aaron Eckhart

Una vez que Fuqua y sus asesores recrearon el plan de ataque contra la Casa Blanca, el director tomó una decisión audaz. En lugar de utilizar la tecnología CGI para recrear la ciudad de Washington, DC, construirían una réplica y representarían el golpe con el uso moderado de efectos especiales.

“Físicamente desmontamos la Casa Blanca en esta película”, dice. “Esa fue una gran conversación. Sabíamos que si íbamos a hacerlo de esta manera, tendríamos que hacerlo de un modo espectacular. Es todo un evento”.

Pero Fuqua había asumido que rodarían la película en el área de Washington DC y se sorprendió al escuchar que los productores estaban planeando construir la réplica de la Casa Blanca en Shreveport, Louisiana. “Pregunté, ¿Cómo van a hacer eso? Sin embargo, encontramos al diseñador de producción perfecto. Derek Hill ya había construido la Casa Blanca una vez para Oliver Stone en W. Sabía que si alguien podía hacerlo, sería él”.

Hill creó una escenografía sólida y detallada para la escena más expansiva de la película. “Creo que el momento más importante para mí en todo el rodaje fue caminar por el set por primera vez”, dice el director. “En realidad, construimos la Casa Blanca en Louisiana. Construimos la Avenida Pennsylvania, la fuente de agua, la fachada entera y todo el vestíbulo interior de adelante. Todavía no puedo creer que hayan construido tanto y tan rápido”.

En el primer día de rodaje de la escena de la batalla épica, Fuqua fue capaz de apreciar los logros de Hills en su totalidad mientras veía una multitud de gente interpretando a los terroristas, agentes del Servicio Secreto y transeúntes que pululaban por el set. “Fue un poco impresionante verlo”, dice. “Me sentí como un niño viendo una película de David Lean. La escena tenía tal alcance. Se encendió la cámara y se llevó a cabo una gran batalla. Pensé: ésta es la razón por la que quería hacer películas”.

Para ayudar a armar la coreografía de la acción, Fuqua trajo a Keith Woulard, un antiguo SEAL de la Marina que había trabajado con el director en una película anterior, Tears of the Sun. “Sabía que Keith podría hacer algo emocionante y auténtico”, dice. “La violencia parece tan real que puede resultar bastante perturbadora. Trabajamos en la coreografía enfocándonos en lo que los SEALs harían en realidad en una situación como ésta. Luego, le dimos un pequeño toque cinematográfico”.

Woulard y su equipo simularon los pasillos de la Casa Blanca con cajas de cartón, y creando las secuencias con una cámara de vídeo para Fuqua. “Así es como fui capaz de prepararlo tan rápido”, dice el director. “No tuve tiempo de preparar un guión gráfico de todo como lo hago normalmente. Fueron muy creativos al incorporar cosas que en realidad se podrían encontrar en la Casa Blanca como armas. Lo hicieron auténtico y divertido, pero desagradable y brutal, porque esa es la manera que sería en realidad”.

Woulard, que ha trabajado en otras películas de acción taquilleras, incluyendo Black Hawk Down (para el director Ridley Scott), Iron Man (Jon Favreau) y GI Joe: Rise of Cobra (Stephen Sommers), se encargó de hacer que todo pareciera lo más auténtico posible. “Antoine fue muy especial en hacer que las cosas se vean reales”, dice. “No le gusta la lucha falsa. Trabajamos con muchos artistas marciales, expertos en trabajo de impacto, para que pudieran golpearse entre sí, lo que hace que se vea aún mejor”.

El equipo de dobles era enorme, cerca de 130 personas en total. “Es un equipo muy grande”, dice Woulard. “Para la batalla frente a la Casa Blanca, utilizamos alrededor de 100 personas al mismo tiempo. Todo sucedía al mismo tiempo, así que teníamos que lidiar con un montón de gente a la vez. Es bastante espectacular ver a comandos coreanos tomando la Casa Blanca. Estoy orgulloso de ser parte de hacer que todo esto suceda”.

Los combatientes enemigos de la película incluyen una cantidad de mujeres, que según Fuqua refleja la realidad de la guerra moderna. “Yo no trato a las mujeres como si fueran víctimas o damiselas en peligro”, dice. “Ellas están luchando. Son parte de la batalla. Cuando las secuestran, las golpean como si fueran hombres. Un terrorista no trataría con amabilidad a una persona cautiva sólo porque fuese mujer”.

El personaje de Melissa Leo es un ejemplo de ello. Como secretaria de Defensa, tiene información vital para los terroristas, quienes usan todos los medios necesarios para obtenerla. “No muestran ningún tipo de misericordia con Melissa Leo”, dice Fuqua. “La golpean físicamente. Ella es difícil. Se enfrenta a sus captores de manera tan audaz como cualquier hombre. Una vez que están secuestrados, la única intención es desmoralizarlos con el fin de obtener lo que necesitan y para que no se les ocurra tratar de escapar. Cuando entramos en la PEOC, se vuelve intenso. A algunas personas les puede resultar chocante, pero cuando hicimos un screening, las mujeres me agradecieron por no haber hecho del personaje una víctima”.

Pero fue Butler quien se llevó la peor parte de los abusos en un papel que le obliga a estar en peligro físico casi constantemente. “Él es muy atlético y no se queja de nada”, dice Woulard. “Sólo va a por ello y es un perfeccionista. No quiere perderse ni un solo movimiento. Cuando entraba al set, siempre estaba listo para empezar”.

Fuqua dice que Butler, en muchas escenas, podría haber usado un doble, pero prefería hacerlo él mismo. “Es un apasionado total. Podríamos haber hecho una toma amplia y usar a un doble, pero él quería hacerlo todo. Salió con unos cuantos moretones, porque él y Rick Yune se enfrentarían directamente, golpeándose contra las paredes. Y debido a que las paredes no son reales, ¡teníamos que ir parando para arreglarlas!”

Como cineasta, Fuqua dice que siempre trata de hacer películas que le gustaría ver. “Hice esta porque es el estilo de película que me gusta ver. Asimismo, el público se sorprenderá constantemente. Tiene muchos aspectos diferentes que entretienen. Es muy emocionante. También tiene partes bastante profundas. Hay personajes grandiosos y diferentes dinámicas”.

Pero, sobre todo, dice, está repleta de cosas escandalosas, de acción de alto riesgo que espera que haga vibrar a la audiencia. “Me encantan las películas”, dice Fuqua. “Me encanta llevar una historia tan lejos como pueda ir. Creo que las películas deberían vivir al límite, con personajes y eventos más grandes que la vida. Al ver una película en la pantalla grande, uno debería poder desaparecer en ese otro mundo”.

“Cada vez que tenemos que enfrentar el peligro, algo resulta interesante en eso”, concluye. “Ponerse en el límite genera adrenalina. La adrenalina te hace sentir más vivo. Una película como “Ataque a la Casa Blanca” te hace pensar acerca de la vida y de los peligros que encierra. En este caso, es posible que tomen la Casa Blanca, que tomen rehenes y que el mundo exija un rescate. Es alucinante y, sin embargo, no está tan alejada de la realidad”.

Trailer:

https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=gqOd7RGwf8g

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *