La temporada de series acaba de concluir y acá hacemos un repaso con  las ganadoras y perdedoras de este primer semestre. Atención porque hay algunos SPOILERS.

LA MEJOR: “Homeland”

Aunque sus últimos capítulos se dieron en febrero, poco y nada de lo que vimos desde entonces superó la  intensa y redonda segunda temporada de “Homeland”. La doble vida del Sargento Nicholas Brody (Damian Lewis) llegó a su punto culmine cuando su principal enemiga y eterna enamorada, la inestable agente Carrie Mathison  (Claire Danes) descubrió su verdadera naturaleza y sus vínculos terroristas. De ahí en adelante los capítulos  fueron  de infarto, con una Claire Danes brillando en cada episodio, hasta  llegar a un final sorprendente y literalmente “mortal”. Valga decir que no en vano ganó como mejor serie, actor, actriz y dirección en los últimos Emmy. Aplausos cerrados.

 LA DECEPCIÓN: “The Following”

Prometía demasiadas cosas que no cumplió. El debut de Kevin Bacon y el regreso del guionista Kevin Williamson a la tv, fue el peor chascarro de la temporada. El ex detective Ryan Hardy se suponía como el único capaz de neutralizar  al brillante y peligroso psicópata Joe Carroll, obsesionado con Edgar Allan Poe. Pero en la cancha el detective no solo era plano y sin interés, sino que bastante bruto. Llegó tarde y mal a todas las jugadas de su enemigo (¿Nunca sospechó que encerrar a todo el pueblo en un “refugio” con el asesino suelto podía ser una trampa? ¿En serio?) El psicópata que en un comienzo era algo así como Hannibal Lecter terminó como una adolescente histérica que si algo provoca era risa. Para que hablar de la ridícula idea de que ser seguidor de esta secta era tan común como ser fan de Los Beatles. Un desastre.

LA CONSOLIDACIÓN: “Girls”

Lena Dunhman  ya es una marca registrada y su serie “Girls” un fenómeno. La creadora y protagonista de la serie de HBO supo en esta segunda temporada hacer de las cuatro protagonistas personajes complejos, contradictorios y sorpresivos sin perder una pisca del humor negro que  caracterizó la serie en su debut. Incluso presentó episodios con solo dos personajes en pantalla y logró  ser cada semana el programa más comentado en las redes sociales.  Aunque al final algunas cosas parecieran gratuitas (El desorden obsesivo compulsivo de Hanah, la fulminante fama de Charlie o la escena final tipo El Guardaespaldas) la segunda temporada dejó claro que está mujer sabe lo que quiere y llegó para quedarse.

LA CAÍDA: “How I met your mother”

Sin duda la que acaba de terminar fue la peor temporada de “How I met your mother”. Los intentos de Ted por encontrar a la futura madre de sus hijos se han vuelto repetitivos y predecibles, sin contar que los chistes no sacaban ni media sonrisa. Los escasos momentos en que la serie estuvo a la altura fueron producto de la genial Robin Scherbatsky (Cobie Smulders), pero una golondrina no hace verano.  Los notorios intentos de alargar la que supuestamente sería la última temporada les pasaron la cuenta. Sin embargo, la gran revelación del último capítulo (¡finalmente vimos el rostro de la madre!) y el anuncio de que la próxima y última temporada, trascurrirá completamente durante el matrimonio de Barney y Robin (“Será la boda más larga en la historia de la televisión” dijeron los creadores) abre una luz de esperanza de que la serie puede recuperarse.

LA PROMESA: “Arrow”

Lo tiene todo: acción, romance, intrigas tipo culebrón, un superhéroe en mascarado y  protagonistas que podrían ser modelos, sin embargo algo no cuajaba en “Arrow”.  Lo bueno es que todo parece indicar que el universo de Starling City finalmente está encontrando el rumbo. Después de un gran salto de fe en que había que comprarse que el multimillonario Oliver Queen (Stephen Amell) se había convertido  no solo en un súper hombre sino en un líder con conciencia social mientras sobrevivía en una isla abandonada, la trama y las aventuras llegaron a un punto culminante en el final de esta temporada, lo que abre altas expectativas para todo lo que sucederá en la próxima.

LA SORPRESA: “The Neighbors”

Tenía toda para ser infumable, pero esta comedia  de extraterrestres  amistosos se deja  ver y con algo de paciencia logra encantar.  Partió con el pie izquierdo, primero un tráiler que daba vergüenza ajena, luego una sinopsis que pocas ganas daban de sintonizarla: “La serie gira en torno a una familia que se muda a una comunidad cerrada y al llegar, descubren que todos sus vecinos son habitantes de otro planeta”. Para terminar un primer episodio lento y no muy divertido. La lapida estaba cantada  pero “The Neighbors” logra salir a flote a  partir del tercer capítulo con un humor simple pero agudo. Nunca será “Friends”,The Big band Theory” o “30 Rock”, pero se disfruta bastante y ya están produciendo la segunda temporada.

LA CANCELADA: “Go On”

El humor blanco y tontorrón con que Mathew Perry hizo brillar a Chlander Bing parece  no tener espacio en la TV actual. Así la historia de Ryan King, un comentarista deportivo tratando de superar la muerte de su esposa, repitió  la historia de su anterior proyecto,  Mr. Sunshine, que también fue cancelada después de solo  una temporada. Ni el carisma de Perry, ni el sólido elenco de secundarios o los invitados de lujo como Courteney Cox (Mónica en “Friends”) pudieron  levantar el rating por lo que la NBC decidió desechar la serie para siempre. Un lastima.

(c) Por Aldo Vidal

En Twitter: @aldusvidal