Desde que terminó la saga, J.K Rowling ha revelado información que no aparecía en los libros: que Dumbledore era gay, que Hermione fue la única que volvió a terminar el colegio y que Ginny jugó Quidditch profesional antes de convertirse en madre. Ahora que se está construyendo la historia del pasado, en la era de Grindelaw, se han dado a conocer datos sobre el árbol genealógico de Harry, donde se menciona a un Harry que no es nuestro Harry.

Como saben, los padres de Harry eran James y Lilly Potter, ella hija de Muggles, él, de una antigua familia de magos. Los padres de James eran Fleamont y Euphemia Potter, que murieron poco antes de que naciera su nieto. El padre de Fleamont era Henry Potter, a quien sus más cercanos llamaban Harry y fue un mago bastante alborotador. Esto es lo que escribió J.K Rowling respecto a él:

 “Henry Potter (Harry para los íntimos), era un descendiente directo de Hardwin y Iolanthe, y sirvió en el Wizengamot desde 1913-1921. Henry causó una agitación menor cuando condenó públicamente al Ministro de Magia, Archer Evermonde, quien prohibió a la comunidad mágica ayudar a los Muggles en la Primera Guerra Mundial. Sus opiniones sobre la comunidad Muggle fueron también un factor que contribuyó a la expulsión de la familia de los ‘Sagrados veintiocho'”.

Así que, este Henry “Harry” Potter fue el bisabuelo de Harry y, quizás, veremos sus aventuras en las siguientes entregas de “Animales fantásticos y dónde encontrarlos”.

A esperar se ha dicho.