Filmado y ambientado en Valparaíso, este segundo largometraje del joven realizador Jorge Yacoman cuenta con el primer rol protagónico en cine de la actriz, interpretando a una confundida mujer que recorre la ciudad intentando encontrar a su madre. Este drama psicológico con elementos de suspenso también cuenta con las actuaciones de Alejandro Sieveking y Pablo Schwarz, y se exhibirá en salas alternativas de Santiago y regiones. 

El próximo jueves 26 de mayo se estrenará en salas alternativas de Santiago y regiones “Fragmentos de Lucía”, el segundo largometraje del joven realizador Jorge Yacoman (“La comodidad en la distancia”) donde Javiera Díaz de Valdés entrega su primera actuación absolutamente protagónica en cine, luego de una atractiva carrera que le ha permitido destacar a lo largo de más de una década tanto en la pantalla grande como en televisión, teatro y modelaje.

En este drama psicológico con elementos de suspenso, la actriz interpreta a Lucía, una joven que viaja desde Santiago a Valparaiso buscando a su madre, después de recibir una carta atrasada. Así comienza un viaje tanto externo como interno en el entorno porteño, en cuyo transcurso la confundida Lucía irá encontrando y conociendo personas que le ayudarán a intentar reconstruir su historia y reencontrar su propia identidad.

Financiada en parte por una campaña de crowdfunding, pero totalmente independiente y filmada con un equipo muy reducido a lo largo de 17 días, además de Díaz de Valdés, “Fragmentos de Lucía” incluye en su reparto a otras dos importantes figuras: el reconocido actor, director y dramaturgo Alejandro Sieveking (“Gatos viejos”, “El Club”) y el actor Pablo Schwarz (“Cachimba”).

Según reconoce Jorge Yacoman, el punto de partida del proyecto fue la ciudad en la que transcurre: “Por un lado más personal quería salir de Santiago, pero también era parte de un desafío, de lograr plasmar de forma honesta esta ciudad porteña con todo su peso histórico y cultural, como contexto y metáfora del estado mental y emocional de la protagonista. Valparaíso siempre me provocó mucha curiosidad por sus rincones y espacios casi ocultos, por su diversidad, y me parecía muy lindo viajar por ella y perderse para volver a encontrarse dentro de este laberinto”. El joven cineasta y guionista también buscaba indagar en el universo femenino, “que ofrece un rango infinito de emociones y complejidades internas, impulsos y contradicciones que en nuestra tan machista sociedad actual se ven entorpecidas, calladas o escondidas. Por esto mismo me interesaba mostrar personajes quizás más frágiles, pero con mucha fuerza a la vez, donde se pudiera apreciar una cierta complicidad y solidaridad que se extrañan mucho hoy en día, donde todos compiten por todo y no hay tiempo para nada”.

Por su parte, Javiera Díaz de Valdés manifiesta su entusiasmo por este primer rol protagónico en cine y este proyecto, que asumió como un desafío, “ya que tienes que involucrarte 100% y trabajar desde la verdad absoluta, porque no está permitida la actuación en este formato: hay que estar de verdad, abstraerme de mi mundo, de mi vida, de mi zona de confort, y eso me ha tocado poco a lo largo de mi carrera. Me gustó retratar por primera vez en mi carrera a una mujer que no tuviera ninguna relación con el tema sexual, que no explota para nada su sexualidad. Una mujer con problemas de abandono, de la búsqueda de la madre, con la idea de estar absolutamente sola en el mundo, despojada de dinero, amigos, familia, un teléfono o un lugar donde dormir o comer. También me pareció atractivo mostrar el Valparaíso no turístico, el más oscuro, el real y profundo, y el mundo femenino de estas mujeres que se va encontrando y además compartiendo sus miedos y deseos”. Sobre la experiencia de trabajar con Yacoman, afirma que “fue intensa y de mucho aprendizaje; lo admiro profundamente como artista, tiene una tremenda sensibilidad, un ojo muy agudo, y por lo mismo me siento honrada y agradecida de que haya confiado en mí. Creo que en esta película todos aprendimos de todos, y eso es muy lindo. Así quiero que sea siempre”.

Este filme será distribuido en Chile por Storyboard Media, como cuarto título de su línea de distribución impulsada gracias al apoyo del Fondo Audiovisual – Línea de Apoyo a la Distribución de Cine Nacional en Circuitos Alternativos del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes. Esta iniciativa está permitiendo llevar seis estrenos nacionales a salas alternativas de Santiago y regiones, entre noviembre de 2015 y septiembre de 2016.

La película tendrá funciones desde el jueves 26 de mayo en Santiago en la Cineteca Nacional, Sala Radicales y Sala K, y en salas alternativas a lo largo del país, abarcando en diversas fechas 14 ciudades entre las regiones de Atacama y Aysén: Copiapó, Monte Patria, La Serena, Valparaíso, Santiago, Talca, Chillán, Concepción, Constitución, Villarrica, Valdivia, Puerto Varas, Puerto Montt y Coyhaique.

Ficha técnica: 

“Fragmentos de Lucía”

Chile, 2016

Duración: 89 minutos

Calificación: Mayores de 14 años

Les dejamos el trailer

Información gentileza de Storyboard Media.