Editorial enero de 2016

Atrás quedó el 2015, un año excepcional en cuanto a hitos cinematográficos. Algunos terribles, como la caída de los Wachowski con la olvidable “El destino de Júpiter” (“Jupiter Ascending”) o la insólita e inesperada destrucción de la franquicia de “Los Cuatro fantásticos”, una película que aun nadie entiende como llegó a ser estropeada en tal extremo; Otros hitos extrañísimos, como la visión hollywoodense del desastre minero chileno en “Los 33” (uno de los fracasos de taquilla de Warner, distribuidora en Estados Unidos); Otros nostálgicos como la llegada del esperado Episodio VII de La Guerra de las galaxias, un clásico instantáneo para todas las generaciones.

Nostalgia es el nombre del negocio. La explotaron bodrios como “Pixels” el pasado 2015, pero la recalibraron joyas como “Star Wars”. Para este año, “Creed” trae de vuelta a Rocky en un rol secundario, pero potente. Algunos personajes se resisten a desaparecer. En el mundo televisivo el ambiente no podía ser menos espectacular. Vuelve “Twin Peaks” de la mano de su genio creador quien este año debiera desarrollar toda una nueva temporada lista para estrenarse el próximo 2017. Y a fin de este mes, el 25 de enero, Fox estrena la que vendría ser la 10a temporada de “The X Files”, quitándole la X al porno y a los mutantes y devolviéndosela a Mulder y a Scully en gloria y majestad.

Con el inicio del año llega la temporada de premios, siendo el Oscar el más destacado. Y con la presea vuelven los iconos de siempre. 2016 trae un nuevo intento de Quentin Tarantino de mostrarnos el dedo del medio y escupirnos en la cara cualquier atisbo de prejuicio que tengamos sobre su buen gusto y uso de recursos o referencias. “Los 8 más odiados”, su ya octava película fastidiará a unos y volverá locos a otros, pero sin duda alguna logrará con su nueva inyección de adrenalínica energía en la forma de hacer cine, conseguir una nueva legión de fanáticos.

Sin embargo, la película favorita llega de la mano del actor/director Tom McCarthy, un drama periodístico sobre corrupción y encubrimiento de la pedofilia en la iglesia católica. Protagonizada por Mark Ruffalo, Michael Keaton y Rachel McAdams, “En primera plana” (“Spotlight”) es considerada la única carta segura de éxito en la presente temporada de premios. Según la revista especializada IndieWire, además de la película de McCarthy, las películas que deberían estar en la selección de 2016 son “Beasts of No Nation”, “La gran apuesta” (“The Big Short”, con estreno el 14 de enero), “Puente de espías”, “Brooklyn: un amor sin fronteras (con estreno el 18 de febrero), “Carol” (con fecha de estreno por definir), “Creed: Corazón de campeón” (spin off de Rocky con estreno para el 18 de febrero y que no me hubiera importado que llamaran “Rocky VII”), “Los 8 más odiados” (que se estrena el 7 de enero), “Intensa Mente”, “Mad Max: Furia en el camino”, “Misión rescate” (TheMartian), “La habitación” (“Room”, con estreno el 28 de enero), “StarWars: el despertar de la fuerza”, “Letras explícitas” (“Straight Outta Compton”, inexplicablemente estrenada el 24 de noviembre pasado y retirada de cartelera al día siguiente), “Steve Jobs” (cuyo estreno es el 7 de enero) y “Trumbo” (protagonizada por Bryan Cranston, con fecha de estreno por definir).

Por su parte, la publicación especializada Variety coincide con casi el 100% de la lista agregando la película del mexicano Alejandro González Iñarritu “Revenant: el renacido”, con la cual se consolida como probablemente el director mexicano más exitoso. La cinta es favorita de la crítica, brinda la posibilidad que Iñarritu sea nominado por segundo año consecutivo al Oscar como mejor director y, quizás, darle un reconocimiento de una vez por todas al histórico postergado Leonardo Di Caprio.

Sabemos que este año trae muchas novedades que comentar. Este año recién comienza y para Cinetvymas la cosa se pone muy interesante.

Feliz año nuevo.

Por Hugo Díaz.