La revista Variety tiene una interesante sección llamada Actors on Actors, donde dos actores/actrices conversan sobre sus carreras. En uno de los más recientes, Hugh Jackman conversó con su colega Anne Hathaway, con quien compartió créditos en la película “Los Miserables”. Fue durante esta entrevista que Jackman habló de la película que puso fin a su famoso personaje de los “X-Men” y comentó parte del proceso que vivió en ese entonces:

“Había muchos encuentros para el final, porque llevaba interpretando el papel durante tanto tiempo. Sabía que iba a ser mi última vez desde antes de que escribiéramos la película. Ya había tomado la decisión. Era un peso muy grande por la expectativa que cargaba, estaba muy inmerso en eso”. 

En esta última escena el personaje se sacrifica para salvar a su ahora hija adoptiva Laura, personaje que fue interpretado por Dafne Keen. El australiano habló al respecto de filmar este momento entre la pequeña actriz y Wolverine, ya que tenían que grabar la escena antes de lo previsto:

“Estaba colaborando con un director con el que trabajé tres veces antes, en quien confío implícitamente, Jim Mangold. Recuerdo que cuando hicimos esa escena, estábamos filmando en un lugar muy alto, y había tormentas eléctricas en todas partes, así que tuvimos que parar. Así que Jim simplemente dijo: ‘No podemos filmar esta gran escena de acción. Pero solo vamos a hacer la escena de la muerte.’ Y me quedo como, ‘¿Qué, ahora?’ Él dice: ‘Solo voy a tenerte a ti y a Dafne, si estás listo para ello’. Así que digo: ‘Muy bien’. Sabía que eso era lo mejor para mí

Jackman añadió que después de filmar esta escena, Mangold le dio un momento a solas para que pudiera digerir por lo que había pasado, después de todo, estaba dándole cierre definitivo al personaje que catapultó su carrera en Hollywood:

“Ya era el momento, y estamos filmando la escena. Dafne tenía 11 años. Era fantástica. Rodamos la parte de Dafne, y quedó en tan sólo dos tomas, así que y Jim dijo: “Ok, vamos a dejarlo hasta ahí” Le dije: ‘¿Estás seguro? Siento que … “y él me detiene y dice:” Hombre, paremos por un momento. No nos preocupemos por todo. Este es el final de 19 años. Siéntate durante media hora”. Él paró las cámaras. Él me permitió, no solo como actor, sino como Hugh, recordar ese momento. Fue un lujo que nunca olvidaré”.

Un tremendo cierre para la que es considerada una de las mejores películas del “género” de superhéroes.