En 2016 Jim Carrey estuvo solo en dos películas más bien pequeñas, y que no llegaron a la cartelera nacional. En 2017 no ha estrenado nada, y al parecer no está trabajando en ningún proyecto, por lo cual estaba desaparecido completamente de la escena cinematográfica. Cabe recordar que el actor quedó muy afectado desde que su exnovia, Cathriona White, se suicidara en septiembre de 2015.

Sin embargo, el Rey de la comedia de los años  90 protagoniza ahora un corto documental llamado “I Needed Color” (Necesitaba Color), en donde nos muestra su gran talento para la pintura, y nos cuenta cómo se fue metiendo de a poco en el tema. El video se subió a Vimeo hace dos semanas, y en esa plataforma ya supera las dos millones de visitas.

La verdad es que el trabajo de Carey como pintor es realmente excelente. Los invitamos a descubrirlo: