ATENCIÓN: ESTA NOTA CONTIENE ALGUNOS SPOILERS.

En Animales fantásticos y dónde encontrarlos aparecen conceptos que hasta no se habían visto en la franquicia Harry Potter (ni en los libros ni las películas). La aventura de Newt Scamander (Eddie Redmayne) a Nueva York ha develado qué proceso deben vivir los magos cuando son condenados a pena de muerte, y la relación que guardan Luna Lovegood y el protagonista. Además, ha establecido una conexión entre la magia en América durante los años 20 y Las Reliquias de la Muerte mediante los obscurus y los obscurial.

En esta primera película, el mayor enemigo de Scamander es un “obscurus”, una fuerza oscura incontrolable capaz de atacar y destrozar todo a su paso. Esta amenaza para el mundo mágico se representa mediante una nube de humo negro que surge como consecuencia de la represión de los poderes de un mago. La persona que decide no utilizar la magia que se le ha dado se denomina “obscurial” y el mal que acecha en su interior provoca que no llegue a vivir más de diez años.

En el caso de “Animales fantásticos”, Credence Barebone (Ezra Miller) ha conseguido vivir mucho más tiempo, por lo que su obscurus tiene tanto poder como para destruir todo Nueva York. Esta es la primera vez que este tipo de enemigo aparece en las historias de la autora, aunque en las anteriormente muchos magos han sufrido esta maldición. Albus Dumbledore indica que esto es lo que le ocurre a Ariana Dumbledore en Las Reliquias de la Muerte. “Lo que la hicieron la destruyó, nunca volvió a estar bien. Ella no podía utilizar la magia, pero tampoco podía deshacerse de ella. La retuvo y la terminó volviendo loca, salió de ella cuando no podía controlarla y a veces se comportaba de forma extraña y peligrosa”.

Estas palabras podrían indicar que la hermana de Dumbledore sufrió este problema durante su vida, pero también que Gellert Grindewald podría haber aprendido qué es un obscurus cuando conoció a Ariana. De ser cierto, Scamander no sería el culpable de revelar el poder de esta amenaza ante Grindewald.

Lo demás lo iremos descubriendo en las próximas películas de la saga.

Fuente: Sensacine.com