De la viñeta a la pantalla.

Estamos en un mundo en crisis creativa. Actualmente las ideas se le acaban a Hollywood, y la cartelera se llena de remakes de series  o películas antiguas, secuelas innecesarias tipo Rocky 6 o Terminator 4, adaptaciones a monitos animados, y una de las más prominentes gallinas de oro,  los cómics.

Resultan obvios los beneficios que implica llevar a la pantalla grande un cómic, pero no viene mal señalar lo evidente. Las razones son:

1-      Te vas a la segura. Un comic medianamente exitoso de seguro te llevará a una audiencia que garantiza que no habrá pérdidas. Además, están los fans acérrimos del cómic que verán sí o sí la película, por curiosidad o para criticarla y rasgar vestiduras por Internet.

2-      Pucha que ahorra pega al guionista. La historia ya está armada, falta cambiar un detalle aquí y allá, cambiar malos rusos por malos talibanes, y listo

3-      Pucha que ahorra pega al director. Muchas veces, el story board es sacado directamente del cómic, sobre todo en las novelas gráficas.

4-      Permite generar fructíferos intercambios en la industria, y las editoriales sacarán suculentos cómics complementarios indispensables para entender la historia, la industria del cine podrá sacar la parte 2, 3 y 4 de la historia revisando los personajes más populares de la saga, y podemos tapizar a los fans de figuritas, poleras, bacinicas y pijamas alusivos.

La adaptación es un desafío no menor, que puede llevar al rotundo fracaso o éxito, tanto comercial como de la crítica. Desgraciadamente, lo primero pesa siempre sobre lo segundo. Siempre estará el grupo de puristas que se quejará de que no es exactamente igual al cómic, los que creen que es  muy fome porque se parecía demasiado, en fin. Imposible contentarlos a todos. La siguiente es una modesta guía sobre traspasos del noveno al séptimo arte. Sin embargo, las hemos clasificado en dos categorías:

1-      Adaptaciones de novelas gráficas: Son historias con ciertos cambios a veces muy notorios, pero que siguen estando supeditados al original, por tratarse este de una historia corta y autoconclusiva, fácil de adaptar.

2-      Adaptaciones de series: Demasiado largas para resumir en una o dos películas, es más la adaptación de un personaje, casi siempre superhéroe, que de un cómic en sí. Son las que suelen tener los cambios más drásticos en la historia original, origen y aspecto de los personajes, etc., lo que ha causado más de una úlcera ñoña.

Primero, vamos a analizar el primer grupo. La siguiente busca ser una guía sobre las principales adaptaciones de miniseries o novelas gráficas, si se queda alguna en el tintero, es porque se me pasó, usted perdone, fan. Están ordenadas en orden ascendente de calidad, sin discriminar si es manga, cómic, corto o serie de tv. Sin enojarse si nuestros criterios no coinciden:

26-  Dragonball: ¿Recuerda lo que dije al principio del artículo sobre cómo tomar una historia exitosa y asegurarse llevándola a la pantalla grande? Bueno, Dragonball Evolution debería ser una clase de cómo no hay que hacerlo, y la prueba de que por muy exitoso que sea un cómic, si te empeñas en cagarla ni la franquicia te salva. Si no era tan difícil, muchachos. Les creo si fuese una película de bajo presupuesto, pero era una superproducción de Hollywood. Goku en la secundaria, no me jodan. Me quedo con la versión koreana. Un último lugar nunca más merecido.

25-  Liga Extraordinaria: Pobre Alan Moore, mira lo que hicieron con tu historia. Es verdad que es uno de sus peores cómics, casi un muestrario de personajes de literatura, como para decir: “Mira, qué culto soy, hago cómics con Mr. Hyde y El Hombre Invisible”. Pero con esto no hay derecho.  El incorporar a Tom Sawyer  y Dorian Gray, lo más innecesario de la vida. De verdad, deberían encarcelar a los responsables de esta mugre.

24-  Wie Die Karnickel (Como Conejos): La peor de las 4 adaptaciones de Ralf Konig. Cómo tomar una excelente historia, cambiarla por completo, contratar pésimos actores, horribles escenarios y parir un bodrio imperdonable. Dos horas que pude haber gastado rascándome los sobacos, y estarían mejor empleadas.

23-  El Puño de la Estrella del Norte: No se puede esperar mucho de un manga tan malo. Pero cuando la adaptación es gringa…uyuyui. Mejor sigamos. PD: No, no la vea.

22-  El Condón Asesino: Recoge las dos historias de Konig, el condón Asesino y El regreso del Condón Asesino. El cómic era una parodia del cine clase b, y esta adaptación tiene más de clase b que de parodia. Jugando al abogado del diablo: La  historia es una de las más malitas del autor.

21-  Death Note: Malazas tanto la  primera como la segunda. Lo único bueno es la elección de los personajes, la estética es fiel, pero nada más. Prescindible.

20-  Lisistrata: Una adaptación mediocre que si bien tiene momentos divertidos, lo es más gracias a la espléndida historia original de Konig que por méritos propios. Ni por las guapas españolas.

19-  Kick Ass: Lo que una buena campaña publicitaria por internet puede hacer. Tanto el cómic como la película son mucho ruido y pocas nueces. Aburrida y poco digna de Mark Millar. Tiene momentos divertidos, sí, pero el chaleco publicitario le quedó más que grande. Uno no sabe si se están burlando de los clichés hollywoodenses o son realmente un cliché. Me inclino por la opción B.

18-    20th Century Boy: Basada en el exitoso manga del maestro Naoki Urasawa, tiene puntos a favor y otros en contra. A favor, es que las caracterizaciones y cosplays están bien logrados, la música es magnífica, le hace honor al cómic con temazos de T-Rex o Bob Dylan, y la historia está más o menos apegada al original. Es una trilogía, y la primera parte es la más fiel, por ende la más buena. La segunda parte se desvirtúa, y desaprovecha personajes como mala de la cabeza. La tercera muestra claramente que la terminaron a la rápida, dejando muchos cabos sueltos y alterando el manga como quisieron. Pero se les perdona, porque la historia es buena y porque es, más que nada, un loable intento de adaptar un buen manga con pocas lucas y mucho cariño.

17-   El Hombre Deseado: Película que abarca las historias de Der  Bewegte Mann (El hombre Nuevo) y su secuela Pretty Baby. La mejor de las adaptaciones  de Ralf Konig, la historia más fiel y mejor contada, pero claramente sin los dibujos pierde harto la gracia.

16-  300: La película es bastante fiel y la estética es el resultado de un riguroso trabajo de puesta en escena. Pero no podía esperarse mucho de uno de los cómics más flojitos de Frank Miller, que era una visión caricaturesca de una batalla histórica, un desfile de testosterona hiperbólica, violencia a granel y la justificación para todos aquellos que utilizan el término “cómic” para referirse a algo infantil, simplón y cliché. Solo para fans de  las calugas y lucha masculina en el barro.

15-  The Crow: Ahíto nomás. No es pésima, pero la idea del cómic no era que fuera de acción, sino de justicia divina. El tipo del cómic nunca fue un héroe, pero en la película se empeñaron en demostrar que sí lo era, con mediocres resultados. Las secuelas mejor ni mencionarlas, salvo por la actuación villanesca del gran Iggy Pop en la segunda.

14-  Detroit Metal City: No es mala, y tiene momentos graciosos, pero porque es calcada al manga original. Pero claramente cómic, animación y live action son lenguajes disímiles.

13-  Lobo Paramilitary Christmas Special: Un divertido corto sobre una divertida historieta de humor negro. La prueba de que creatividad, dedicación y respeto pueden suplir la falta de efectos especiales, recursos y dinero. Nada del otro mundo, tampoco. Solo la disfrutarás si eres fan del Último Czarniano.

12-  From Hell: Preparación: Coja una historia buenísima, añádale detalles insulsos, quite personajes y situaciones importantes, y tendrá una deliciosa adaptación mediocre, lista para servir. Con razón Alan Moore reniega rotundamente de ella.

11-  Atolladero, Texas: Un western futurista y distinto. De bajo presupuesto, pero fiel al original. Solo para fanáticos del desquiciado Miguel Ángel Martín. Una curiosidad, no espere más ni menos. Aunque sale Iggy Pop.

10-  V de Vendetta: Otra adaptación de Alan Moore, de las mejorcitas junto con Watchmen, pero es que la vara está muy baja. La estética está bien lograda, pero la obra perdió gran parte de su encanto, como los títulos de los capítulos, las referencias intertextuales, los monólogos y el lenguaje visual y narrativo. Mala no es, pero ¿Buena? Neeeeee… el final malito, además.

9-  Art School  Confidential: ¿Qué nos pasó Terry y Daniel? Tanto director como dibujante transformaron un cómic tipo ensayo de tres páginas en una película de dos horas, y obviamente la historia original fue notoriamente alterada. Hasta acá todo bien, pero la ácida mirada crítica al mundo de las academias de arte se transformó en una historia detectivesca cuyo fin era, supuestamente, hacer una historia que enganche y adorne a la original, pero acabó contaminándola.

8-  Scott Pilgrim vs. The World: La película es una payasada igual que el cómic. Los cambios son mínimos, de hecho los dos primeros tercios son idénticos, y la banda sonora es soberbia. Los efectos especiales y la estética le hacen justicia todo el rato. No espere mucho de la historia, tanto en el cómic como la adaptación.

7-  Watchmen: Una adaptación digna, hay que decirlo. Aunque era inminente pisarse la cola: El guionista británico hizo esta historia para probar y explorar las infinitas posibilidades narrativas del cómic, un lenguaje muy distinto, pero a la vez parecido, al del cine. En primer lugar, el cómic no es simultáneo, sino estático, como la literatura, lo que conlleva a un acercamiento distinto de la obra. Pero como es tan buen negocio, hagamos caso omiso. Notables los complementos de Relatos del Navío Negro y Bajo la Máscara.

6-  The Walking Dead: Okey, no es adaptación en formato película sino como serie. Pero es bastante parecida a la historieta original. Los efectos son muy buenos, y la historia, aunque nada del otro mundo, está bien contada. La típica historia de zombies: aparecen repentinamente, la civilización desaparece, y ahora sobrevivir es la prioridad número uno, desplazando los sentimientos, la lealtad y los valores americanos. 

4-  Snuff 2000: Crudo cortometraje español de Borja Crespo, que adapta tres de las historias originales y retrata la vida de los asesinos en serie y chicos snuff. El cómic fue prohibido por crudo y porque prácticamente era un curso para ser asesino. Viste viste cómo se hace, versión sicópata. La adaptación, un experimento interesante.

3-  American Splendor: Magnífica. Combinando el live action con el motion comic, esta película es un viaje por el mundo del cómic autobiográfico, popular género en la historieta independiente, donde cómic y cine dialogan constantemente mientras conocemos a fondo la vida pública y privada de Harvey Pekar, un tipo como usted o como yo. Y muy entretenida.

3-  Sin City: Estéticamente la mejor. Un calco del cómic, prácticamente son viñetas que se mueven. La misma estética, los mismos diálogos y monólogos interiores, la misma cuota de novela negra y el sexo y ultraviolencia que caracterizaron al original. Se nota la mano de los directores: Un Robert Rodríguez en su mejor forma, el creador original Frank Miller, y Quentin Tarantino, que colaboró en una escena. Las historias elegidas fueron tres de las mejores, pero nos quedaron debiendo la segunda parte, con la espectacular trama de A dame To Kill For.

2-  Ghost world: Una de las mejores. A cargo de Terry Zwiggoff y con ayuda de propio Daniel Clowes, su dibujante original. Probablemente una de las películas más distintas en relación al cómic, pero cuenta con magníficos actores, desmadrados personajes, y una historia original y llamativa. Un viaje por la idiotez mundana y el descontento post adolescente , todo ello sazonado con basurilla de la cultura popular.

1-  Oldboy: Soberbia. Espectacular. Una maravilla y un ejemplo de cómo hacer bien las cosas. El manga es japonés, pero la película es koreana. No me canso de decirlo, una maravilla, rancia e impactante como ella sola. No apta para cardiacos, pero esta vez la advertencia es en serio.

Disculpe si se me pasó alguna o nuestros gustos no coinciden. Nos veremos nuevamente (la próxima semana), en la segunda parte del reportaje-ranking, con adaptaciones de superhéroes.

Su crítico regalón.

El genial Felipe Tapia