Se encuentran ya disponibles en el sitio de televisión on line los 13 episodios de la 1ra temporada de la serie original de Netflix “Orange Is The New Black” (Traducción literal: El naranja es el nuevo negro).

Creada por Jenji Kohan (“Weeds”) y basada en el best seller homónimo de Piper Kerman, la serie es una “dramedia” con tintes de humor negro ambientada en una prisión federal de mujeres.

Hace 10 años Piper Chapman (interpretada por Taylor Schilling, “Cuando te encuentre”, “Argo”) tuvo un amorío lésbico con la narcotraficante Alex (Laura Prepon, “That 70’s Show”). Historia pasada si no fuera por un incidente no prescrito que la acecha y la envía 15 meses a una prisión federal. Piper debe dejar su apacible hogar en Brooklyn, a su prometido Larry (Jason Biggs, “American Pie”) e insertarse en la deprimente cultura carcelaria vistiendo un llamativo uniforme naranjo. Advenediza e insegura, deberá formar alianzas y cuidar su espalda de un nutrido y heterogéneo universo de inestables reclusas. El elenco lo complementan Kate Mulgrew (“Star Trek: Voyager”), Natasha Lyonne (“American Pie”) y Pablo Schreiber (“The Wire”) entre otros.

La serie cuenta ya con una renovación temprana, por lo que una segunda temporada estará disponible durante 2014.

“Tienes tiempo”

“You’ve Got Time”. Así se titula la canción de Regina Spektor y que es el tema central de la serie. Jenji Kohan, productora ejecutiva y también co-guionista, escuchaba la música de Spektor mientras escribía la serie de televisión: “Adoro a Regina y me complace enormemente que haya aceptado hacerlo. Confiaba ciegamente en ella, y lo logró. Es un genio”.

Destacó Spektor: “Cuando nos reunimos en Nueva York, Jenji me describió la serie con tal entusiasmo y claridad que enseguida comencé a escuchar ideas para el tema. Jenji tiene la capacidad de aportar tanto humor y tanta pasión a su trabajo que para el momento en que recibí algunos capítulos ya estaba absolutamente enganchada con la historia. Es una serie original y de gran calidad, y me alegra que me haya invitado a ser parte de ella”.

Primer episodio

El primer episodio titulado “No estaba preparada” cumple con una sólida presentación de personajes, así como los mundos en que estos se desenvuelven. Llama la atención la dicotomía entre la percepción humorística de sus avances promocionales, con el nivel de drama y tensión que presenta la historia del personaje de Piper.

Basado en situaciones reales, la serie genera su humor en base a cotidianeidades más que en situaciones rebuscadas, por lo que las risas que generan suelen ser nerviosas y agridulces. Las actuaciones son de un alto nivel y de seguro contribuirán al reconocimiento de Taylor Schilling a quien vimos brevemente como la esposa del personaje de Ben Affleck en la premiada “Argo” (2012)

Quizás un detalle poco logrado sean los recursos estéticos que complementan la recreación de las situaciones ocurridas 10 años antes, pues no logran marcar adecuadamente el paso del tiempo. Es una tarea que cae en las actuaciones, diálogos y circunstancias, más no en el aspecto físico (Sin contar accesorios o pelucas) o en la fotografía (tonos diferentes). No es algo tan terrible si consideramos que en series donde los flashbacks eran comunes (Lost, es un claro ejemplo), pasaba algo parecido. Es decir no afecta el resultado macro que es por cierto positivo. La serie engancha y es difícil permanecer indiferente ante el futuro de Piper, más si se toma en consideración el effecto del gran “cliffhanger” del capítulo inicial.

©Hugo Díaz

http://www.youtube.com/watch?v=nryWkAaWjKg