Es una de las series más queridas y largas de la TV. Sin embargo, “The Big Bang Theory” podía haber sido realmente distinta. De hecho, antes de recibir luz verde para su primera temporada, la comedia vio rechazado su episodio piloto. Un capítulo con un tono muy diferente que no llegó a convencer ni a los jefes de la cadena ni tampoco a los propios creadores, que decidieron hacer cambios radicales.

Tan diferente era este episodio piloto que el personaje de Penny estaba planteado de una forma mucho más oscura. De hecho, la única figura femenina de la serie en realidad se llamaba Katie y sólo se convirtió en Penny cuando el equipo se dio cuenta de que era uno de los elementos que fallaba en el piloto original. Curiosamente, Kaley Cuoco, que había audicionado sin ser seleccionada para el papel de Katie, sí fue elegida para ser Penny, un personaje mucho más luminoso cuyo aporte a la ‘sitcom’ es indudable hoy

“Hice la prueba para el piloto original y no fui seleccionada. [Katie era] una mujer oscura e infeliz”.

Así lo explica Cuoco en uno de los materiales extras que incluirá la edición completa de la serie en DVD y Blu-Ray, según publica ComicBook. “Era un desastre”, sentencia el creador Chuck Lorre sobre el primer piloto. “No por los actores, sino porque nosotros no les entendíamos todavía. Tuvimos que fracasar para entender que si iba a haber una mujer en el ecosistema de Leonard y Sheldon tenía que ser amable con ellos porque son muy vulnerables”. Y entonces Kaley Cuoco volvió a su cabeza.

“Chuck Lorre me llamó -continúa Cuoco- y dijo: ‘Es un nuevo personaje, te queremos a ti. Hice la prueba y tenía mucha mejor inta que el año anterior. Imagino que estaba destinada a serlo”.

Actualmente, la actriz está involucrada en numerosos proyectos, incluyendo un acuerdo con Warner Bros. Television y además, presta su voz a la esperada serie de animación Harley Quinn.