En un evento organizado por  Variety, la supervisora de música de “Stranger Things” Nora Felder, contó que no fue nada fácil obtener el permiso para usar la canción de The Clash, Should I Stay or Should I Go.

Ese tema tiene un rol fundamental en la serie,  porque muestra un momento de conexión entre los hermanos Byers, y  luego funcionará como señal de otra dimensión. Felder contó que los dueños de los derechos de autor, no querían que la canción se convirtiera en un chiste si la metían en una serie sobre monstruos de un mundo alternativo. Felder entonces les dijo que  esta no era solo una historia sobre monstruos y otras dimensiones, sino que además hablaba sobre la importancia de la familia y los amigos, y después aclaró que nadie tenía la intención de subestimar su música o de tomarla como una broma.

También te puede interesar: En la segunda temporada habrá más monstruos y a Will le pasará algo muy malo.

Al final Nora pudo convencerlos, y que suerte que lo hizo porque gracias a Should I stay or Should I go se logró esta gran escena, que recordamos a continuación: