Emma Tillinger es una de las más reconocidas productoras de Hollywood, y ha trabajado en muchos  proyectos con Martin Scorsese, siendo la productora de filmes como “El lobo de Wall Street”, “The departed” y “Hugo” entre otras.  Tillinger, no tolera a los superhéroes, pero decidió involucrarse en Joker porque la película tiene mucho que ofrecer, más allá de los costosos efectos visuales que poseen ciertos crossovers, el argumento simplón y los chistes fáciles. Con la nueva película del Guasón nos encontramos de frente con una excepción a la regla, algo que representa un giro fresco para el muy desgastado género. Estas fueron las palabras de Emma:

“No es mi género preferido, el género de los cómics. Literalmente no puedo ver esas películas. Lo intento pero no puedo. Debería pero no puedo. Pero amo esta película. Incluso si no trabajara en esta película, me encantaría”.

Por su parte el director Todd Phillips habló sobre las obras que inspiraron Joker durante una reciente conferencia de prensa en el Festival de Venecia:

“Lo divertido fue que pudimos elegir ciertos elementos del pasado del cómic, de los cómics pasados, y utilizar lo que queríamos aquí; utilizamos un poco de, supongo, de The Killing Joke con la idea de un comediante fallido, pero tú sabes, otra gran influencia de esta película y la cosa que inspiró a los creadores originales del Joker fue la película silente The Man Who Laughs, que es realmente donde comenzó esto. Es gracioso porque el co-gionista, Scott Silver, me envió un correo por la mañana, esto es emocionante, me envió nuestros primeros correos, los estaba leyendo y todo era sobre The Man who Laughs. Casi olvido que durante el proceso, esa fue una gran inspiración para nosotros”.