Roman Polanski es uno de los más controvertidos directores de la industria cinematográfica. Polaco de nacionalidad pero nacido en Francia un 18 de agosto de 1933, tiene a su haber 35 películas dirigidas en países como Polonia, Francia y Estados Unidos principalmente. Ha incursionado en muchos géneros cinematográficos destacando mayormente en el drama, comedia, terror y cine negro.

La danza de los vampiros

La danza de los vampiros

También ha actuado en muchas de las películas que él mismo ha dirigido. La primera de ellas fue en la inolvidable “La danza de los Vampiros” (1967), en donde era el compañero y chaperón de un viejo loco y despistado. Su última aparición fue en “El locatario” (1976).

Polanski ha sido nominado en tres oportunidades para quedarse con el Oscar en la categoría Mejor Director: “Chinatown” (1974), “Tess” (1979) y “El pianista” (2002), siendo esta última la única estatuilla que ha logrado agradecer.

Su cine no es complejo, se destaca por el detalle, la fotografía y la correcta composición y desarrollo de sus personajes, característica que logra levantar algunas historias que en su guión no son tan potentes, como el caso de “La novena puerta” (1999).

Sin embargo, aparte de sus logros cinematográficos que ha obtenido con todo merecimiento y sin ninguna objeción, Polanski ha dado que hablar más allá del plató y la cámaras. Ha sido protagonista de dos escándalos de distinta índole que remecieron al mundo entero: el asesinato de su segunda esposa Sharon Tate (9 de agosto de 1969) a manos de la secta del asesino en serie Charles Manson, y una acusación de abuso sexual de menores en 1977.

Sharon Tate

Sharon Tate

El asesinato

En el año 1968, una menuda Mia Farrow protagoniza una de las películas más emblemáticas y recordadas de Polanski: “El bebé de Rosemary”, filme de terror en que Mia será madre ni más ni menos que del hijo del diablo. Un año después, y posiblemente en represalia a la filmación de esta película, “La familia”, nombre de la secta liderada por Charles Manson (vivo, cadena perpetua), masacra a su esposa Tate que contaba con ocho meses de embarazo, junto a tres personas más en su residencia en Los Angeles, California, Estados Unidos. Esa fatídica mañana del 9 de agosto, Bill Tennant, representante del director, quien tuvo que reconocer cadáveres ya que Polanski se encontraba en Londres para la filmación de “El día del delfín” (película que jamás vería la luz), realiza la llamada más triste de su vida:

Tennant: “Roman, ha habido una catástrofe en la casa”

Polanski: “¿En la casa de quién?”

T: En la tuya… Sharon ha muerto, y Wojtek y Gibby y Jay también. Han muerto todos.

P: “No, no, no!!!”

Polanski creyó que había ocurrido un desastre natural, que estaban sepultados por barro o ahogados por inundación, pero ya Tennant lloraba ruidosamente y solo pudo decir “Todos han sido asesinados”.

Un caso abierto

La acusación de abuso sexual se produce cuando una menor de 13 años indica que fue drogada y conminada a tener relaciones sexuales (consentidas) con Polanski luego que este la llevara a la casa de Jack Nicholson para fotografiarla para la revista Vogue. Por acuerdo entre acusadores y defensa, Polanski se declara culpable de tener relaciones sexuales con una menor de edad y emigra de los Estados Unidos para no volver jamás, ya que el caso aún está abierto y una extradición es absolutamente probable. De hecho, Polanski fue detenido en el aeropuerto de Zurich, Suiza, en el año 2009, a petición de los Estados Unidos.

En el ámbito cinematográfico, su última película data del 2013 y se tituló “Venus in Fur”, fue filmada en Polonia y tuvo un tibio recibimiento de la crítica.

Películas de Roman Polanski que no pueden dejar de ver:

  • “La danza de los vampiros” (1967)
  • “Chinatown” (1974)
  • “Tess” (1979)
  • “El pianista” (2002)
  • “Venus in Fur”

Por ©Daniel Bernal

En Twitter: @BernalusTwit

Fuente principal: “Biografía de Polanski” de Christopher Sandford, T&B Editores