La guerra de las grandes compañías del entretenimiento está al rojo vivo, y uno de los hitos se cumplió este año cuando Disney cumplió su meta de quedarse con todas las propiedades de Fox. La empresa del ratón pagó US$ 71 mil millones por los activos, una cantidad enorme pero acorde con lo que incluye el imperio de Rupert Murdoch. A pesar de que las cosas van viento en popa para Disney, en México ha surgido un contratiempo. De acuerdo con Bloomberg, Televisa ha logrado obtener un amparo por parte del Juzgado Primero de Distrito, logrando poner un freno a que las pertenencias de Fox en México caigan en manos de Disney.

Televisa cargó contra la unión de Disney y Fox en México por amenazas empresariales. El ente regulador al principio no se tomó el tiempo para estudiar y analizar una denuncia en la cual se exponen las desventajas a las que quedaría expuesta la empresa perteneciente a la familia Azcárraga. Bloomberg señala que Televisa puso la denuncia ante el Instituto Federal de Telecomunicaciones debido a que considera la fusión Disney/Fox como algo ilegal ya que sería la fuente de consecuencias anticompetitivas al momento de producir y comercializar canales deportivos e infantiles.

El organismo mexicano fue obligado a revisar los argumentos de Televisa con el objetivo de comprobar si sus preocupaciones son justas. En estos momentos, Disney y Fox se encuentran operando como una sola fuerza en casi todos los mercados del mundo, sin embargo, México representa la excepción ante las inquietudes de la empresa local, aunque es necesario señalar que esto no tendrá grandes repercusiones en el extranjero.

En México, los canales deportivos que competían entre sí eran ESPN, Fox Sports y Televisa, pero con el trato Disney/Fox los primero dos pasarían a formar parte de un solo bando, dejando a Televisa como la única competidora, en clara desventaja. Para que la fusión de las empresas colosales tengan efecto en este país, es necesario que Disney ponga a la venta los canales Fox Sports así como los derechos de programación. La empresa del ratón tiene hasta mayo de 2020 para cumplir con el importante requisito.

La unión de Fox y Disney es un tema que ha dado bastante para hablar durante los últimos meses. Disney ha logrado convertirse en un ente poderoso gracias a la adquisición de marcas como ABC, Marvel y Star Wars, pero con Fox han logrado llevarse un enorme pedazo del pastel del entretenimiento. Aunque la fusión ha traído grandes ventajas para la compañía, del lado de Fox las cosas resultaron más oscuras debido a que muchos trabajadores perdieron sus empleos ante las fuertes pisadas del ratón.

Televisa tuvo que admitir hace un tiempo que sus números en cuanto a publicidad no estaban siendo los más óptimos debido a que reportaron una caída de un 17 por ciento en relación a trimestres pasados. Eso sin incluir el fracaso que significó BLIM –su propia plataforma de streaming- la cual buscaba competir directamente con Netflix al incluir el catálogo de telenovelas y producciones de Televisa, así como programas originales. No obstante BLIM no le hizo ni cosquillas a Netflix y no llegó ni al millón de suscriptores, mientras que Netflix registró en el mismo periodo 6.2 millones de cuentas activas.

La empresa mexicana tuvo que acudir a Netflix para no morir ante las plataformas on demand y han llegado un acuerdo en el que el contenido que Televisa había retirado de la plataforma para transmitirlo vía BLIM regresará al gigante de streaming. Esto sólo es el comienzo puesto que sólo volver a poner las telenovelas en Netflix no es suficiente para seguir dentro del mercado. Como respuesta y buscando una salvación, Televisa no sólo prestará sus foros para la creación de contenido original, sino que también será parte de la producción. Se estima que ahora son 12 las producciones que se tienen preparadas como parte de esta nueva unión.

Fuente: Tomatazos.