La conocimos como la princesa Leia en la trilogía original, y más tarde, como la generala Organa. Más allá de su rango, sin duda que Leia es uno de los personajes más queridos de “Star Wars” y la cultura pop. Lamentablemente la muerte de la actriz Carrie Fisher obligó a los cineastas a hacer cambios sobre su papel en la última película, “The rise of Skywalker”, que se estrenará en diciembre.

De acuerdo con la información revelada por Todd Fisher, hermano de Carrie, Leia Organa tenía un final muy diferente respecto al que veremos en la pantalla en diciembre. Ella iba a ser colocada como la última Jedi en la película:

“Ella iba a ser la gran recompensa en la película final. Sería la última Jedi, por así decirlo. Eso es genial ¿verdad?. La gente solía decirme: ‘¿Por qué a Carrie nunca le dan un sable de luz y corta a algunos tipos malos? ¡Obi-Wan estaba en su mejor momento cuando tenía la edad de Carrie! […] La verdad es que J.J. Abrams era un gran amigo de Carrie… le tenía un extraordinario afecto. Tenían ocho minutos de material con ella. Tomaron cada fotograma y lo analizaron… y luego lo modificaron y lo metieron en la historia de la forma correcta. Es algo mágico. […] Esto es, a su manera, una recompensa. Es Carrie hablándonos a todos desde el más allá. Lo hermoso del concepto de la Fuerza es que no existe una muerte real, simplemente existes en otra dimensión.

Para bien o para mal, nunca sabremos cómo habría sido esta versión con Leia un rol más protagónico. Lo que sí sabemos es que estará por siempre en nuestros corazones.