“Una pareja dispareja” (nuevamente un nombre muy malo en español) o “I love you Phillip Morris”, como se llama originalmente en inglés, es una película osada y transgresora. No solamente porque cuenta la historia de dos gays, y es bastante explícita al hacerlo, sino que además es la crónica de un tipo llamado Steven Rusell (Jim Carrey) cuya moral está alejada de casi todos los cánones tradicionales que conocemos. En este sentido la primera advertencia que debería hacerles, es que si son muy conservadores, no vayan a ver esta película pues podrían salir bastante colorados.

Si no tienen ese tipo de “complicaciones” y son más liberales, o al menos,  son capaces de asimilar las distintas realidades humanas, encontrarán en “Una pareja dispareja” una genial comedia (por que es una comedia) con un guión muy bien escrito, donde Jim Carrey demuestra una vez más que es un actor absolutamente genial.

Steven Russell (Carrey), es un padre de familia muy tradicional, policía de profesión, que después de un accidente automovilístico decide confesar su verdad al mundo: que es homosexual. Se separa entonces de su mujer y comienza a darse una vida de lujos y amores. El problema es que para solventar los gastos de esa vida, Steven (que renunció a la policía) se dedica a hacer las más diversas estafas. Es así como es encarcelado y allí conoce a Phillip Morris (Ewan McGregor) de quien se enamora profundamente. Después de un tiempo, ambos salen de prisión, y comienzan a vivir juntos. Lo que Phillip no sabe, es que Steven continuará con su vida de estafador, lo que lo llevará nuevamente a la cárcel. Y hasta ahí no más les voy a contar de la historia…  

McGregor por su parte, que es como todos sabemos un gran actor, aquí hace un papel creíble y bien logrado, pero que salvo por la dificultad que  puede tener el hacer escenas íntimas con otro hombre, alcanza sólo un rol secundario y que perfectamente podría haber hecho otro actor. Jim Carrey sin embargo lleva sobre sus hombros todo el peso de la historia, y sin lugar a dudas su actuación es una de las mejores que ha hecho hasta ahora.

“Una pareja dispareja” (que increíblemente está basada en hechos reales) es al final una historia sobre lo que un hombre está dispuesto a hacer, por otro hombre, por amor a una vida de lujos, por amor a sí mismo. Tal vez una forma curiosa de entender el amor, a través de los ojos de Steven Rusell. Como sea, y retomado lo que dije al inicio, una película osada y transgresora, una muy buena película sin lugar a dudas.

Tenemos entradas dobles para que vayas a ver esta película, gentileza de BF distirbution. Para ganártelas, sólo haz un comentario sobre este artículo. Los resultados los daremos el próximo lunes  20 de diciembre. Suerte a todos.