Un día no puede ser tan malo. Pero cuando la fatalidad se presenta lo hace con fuerza y con una energía tal que el tamaño de la tragedia es enorme. Y eso, Coral, Wendy y Gina lo aprendieron así, de la peor manera. Ellas son tres de las tantas prostitutas que trabajan en el club nocturno “Las Novias”, un pomposo burdel situado en medio de la carretera en alguna localidad de España. Irradia estilo, clase, cada noche es temática, y en donde las chicas son cuidadosamente escogidas. Los clientes son gente importante, de mucho dinero, que tienen una que otra solicitud especial, y “Las Novias” están para eso, para conceder deseos. El glamoroso local es administrado por su dueño, Romeo, quien acaba de sufrir la pérdida de su esposa. Él es un tipo frío, calculador, seguro de sí mismo y con ansias de seguir ganando dinero a costa de sus empleadas. Tiene dos matones, Moisés y Christian, que lo asisten y le ayudan tanto para incautar nuevas chicas como de deshacerse de ellas. Porque las muchachas no llegan solas, son estratégicamente ubicadas en alguna localidad (Gina es cubana, por ejemplo) y se les lleva engañadas para dedicarse a realizar el trabajo más antiguo del mundo.

Pero una noche las cosas se salen de control y ocurren dos accidentes gravísimos, lo que causa que nuestras protagonistas deban huir del club. Los matones de Romeo irán tras ellas, por lo que de aquí en adelante la serie se transforma en una persecución y cacería humana, teniendo decenas de imprevistos y más accidentes en el camino. Sin embargo, entre tanta bala y desesperación, ellas irán reencontrándose a sí mismas desde lo más profundo del ser humano, uniéndose entre sí con el corazón y con la convicción de ser mejores personas si logran acabar con su pesadilla.

Sky Rojo”, que toma el nombre de uno de los sofás que engalana al salón y en donde los clientes posan su mirada inmediatamente en las chicas que están sentadas en él, es una producción de una temporada (y una segunda por salir) de ocho mini capítulos de 25 minutos cada uno, en donde predomina la acción y la rapidez de las imágenes. También tiene mucho de drama y un toque de humor, todo por las situaciones que van sucediendo entre nuestras protagonistas. Está producida por Álex Pina y Esther Martínez Lobato, las mentes detrás de la famosísima serie “La Casa de Papel”. Solo la impronta de ser una super producción es lo que único que podemos encontrar como similitud en ambas series, ya que son muy diferentes. “Sky Rojo” ahonda tangencialmente en la historia de los personajes, lo justo y necesario, ya que la mayor cantidad de minutos los emplea en la acción de sus escenas.

¿Quieres saber más de los personajes de “Sky Rojo”? Pues haz clic aquí.

Uno de los puntos altos de la serie es la fotografía. Utiliza una paleta de colores recargados, nítidos, llamativos, que se contrarrestan entre sí para dar mayor realce a una escena, así como también recurre a tonos pasteles cuando filma en desierto o en uno que otro recuerdo. Pero también tiene otros puntos en donde decae, como es en el guion y la banda sonora. En el primero, se logran anticipar muchas escenas y líneas de los personajes, aunque para ser justos también sorprende en algunas secuencias y líneas muy originales. En cuanto a la banda sonora, es una mezcla de estilos, sonidos y artistas que no tienen ninguna coherencia entre sí, mas que el hecho de tratar de resaltar diversas escenas con alguna secuencia musical. Idiomas y ritmos se suceden a gran velocidad que termina confundiendo e incluso molestando.

En suma, “Sky Rojo” es una entretenida serie ideal para maratonear dada la corta duración de sus episodios y lo vertiginoso de la historia. Se recomienda respetar la censura de la audiencia (16+) dado su alto contenido violento y erótico.

Escrito por: ©Daniel Bernal

Sígueme en Twitter: @DanielBernalY