El mercado de contenidos está creciendo a pasos agigantados y ya no hay que esperar meses para que tu serie favorita llegue al cable. Hoy sólo basta estar al tanto y verlas cuándo quieras, dónde quieras y en la plataforma que más te acomode. Hoy las series cruzan la frontera global y están a la mano de todo el mundo y España ha demostrado ser un referente de este boom.

El interés de los mercados audiovisuales extranjeros, específicamente por las series españolas, es cada vez más fuerte y la presencia de estas producciones traspasa las pantallas locales y se expanden por el mundo. Hoy son exportadas a países como Italia, Francia, China, Rusia, Turquía, Chile, entre otros, ya sea en sus versiones originales o adaptadas, como fue el fenómeno de “Pulseras rojas” en nuestro país.

Podríamos hacer una larga lista de producciones españolas que quedan en la retina del público: “El internado (2007–2010), “Doctor Mateo” (2009–2011), “Los hombres de Paco” (2005–2010), “Isabel” (2012–), “Gran hotel” (2011–2013) y la teenager “Física o química” (2008–2011), las cuales tuvieron varias temporadas en la pantalla española. Pero, hoy las producciones que han causado furor en España y el mundo han sido: “El tiempo entre costuras”, “Velvet” y “Sin identidad”, predominando el genero de ficción de época.

El tiempo entre costuras” es una adaptación de la novela homónima de María Dueñas transmitida por Antena 3. La producción de Boomerang TV logró más de 5 millones de espectadores y se convirtió en el mejor estreno del canal en 12 años.

La historia ambientada en 1934 es sobre Sira Quiroga (Adriana Ugarte) una humilde joven modista de Madrid que abandona su ciudad meses antes del Golpe de Estado de 1936. Ella junto a Ramiro (Rubén Cortada) de quien está locamente enamorada, deciden ir a probar suerte a Tánger, Marruecos. Ahí, Sira comenzará a vivir una desventurada historia luego de que Ramiro la abandone dejándola sin nada en Marruecos. Ella decide volver a Madrid, pero el destino le tiene preparado giros inesperados, que comienza con una nueva vida en Tetuán, donde se verá enfrentada a los conflictos políticos que atraviesa España en la época, de los cuales será una protagonista importante. A pesar de ello, será la costura la que determinará cada paso de su futura vida. Ambientada en principios del siglo XX, esta ficción cuenta con una dirección de arte de lujo y un guión que la convirtió en una serie española de culto, que no hay que dejar de ver.

“Recuerden aquí no vendemos ropa, vendemos alta costura, exclusividad, calidad, clase”, dice Don Emilio (José Sacristán), uno de los protagonistas de otra de las apuestas de Antena 3: “Velvet”. Estrenada en febrero de 2014, esta nueva serie de la productora Bambú, bajo la dirección de German R. Neira y Ramón Campos, alcanzó más de 4 millones de espectadores, siendo el fenómeno del primer semestre del reconocido canal español.

La historia de las Galerías Velvet está ambientada en la España de 1958, con la aparición del prêt-à-porter en la moda. Las galerías son el referente de la alta costura de la época en Madrid, la alta sociedad, clase y elegancia, pero no sólo moda se encuentra en “Velvet”, sino también la historia romántica entre Alberto Márquez (Miguel Ángel Silvestre) dueño de las galerías y Ana Ribera (Paula Echevarría), una de las modistas del lugar. La familia Márquez son los dueños de Velvet, encabezado por el patriarca, Don Rafael Márquez (Tito Valverde) y su mujer Doña Gloria (Natalia Millán), pero será Alberto, su hijo, quien dará un giro al futuro de la moda del negocio. Por otro lado, Ana (Paula Echevarría) es una joven costurera quien ha crecido entre telas y máquinas de coser. Ahí conoce desde muy niña a Alberto, de quien siempre ha estado enamorada, pero las diferencias de clases serán una constante dificultad para estar juntos. El eje de esta historia trasciende entre el difícil romance de los protagonistas, el que se irá complicando mientras transcurre la historia, llena de moda, telas, alta costura, connotados diseñadores de la época y música de los años ’50. Esta producción española es una puesta en escena llena de glamour y romance.

Tal fue el éxito de esta serie de Antena 3, que ya han sido vendidos los derechos de emisión para la televisión italiana y francesa, Rai 1 y M1, respectivamente, y se prepara la segunda temporada para octubre de este año en España.

https://www.youtube.com/watch?v=n9PwIfMEeVs

Pero no sólo las series de época son el fuerte de la televisión española, en mayo de este año fue estrenada,Sin identidad”.

Este drama cargado de suspenso, es la historia de María (Megan Montaner) una joven de 27 años, madrileña, abogada y de clase alta que descubre que no es hija biológica de sus padres. La trama se desarrolla durante 2001, cuando María, al enterarse de la verdad, decide comenzar una búsqueda obsesiva de sus orígenes e historia y es así como descubre un oscuro pasado tras su nacimiento, el cual esta relacionado a una red de extorsión, robo, falsas adopciones y tráfico de niños. Decidida a denunciar los hechos que va descubriendo, entra en un mundo donde los involucrados harán lo imposible por impedírselo. María se transformará en una mujer fría y volverá en busca de venganza, pero esta vez lo hará con otra identidad —Mercedes Dantés— y así poder llevar a cabo su venganza. La serie de Joan Noguera, producida por Diagonal TV y transmitida por Antena 3, alcanzó más de 3 millones de espectadores y su primera temporada contó con 9 episodios de aproximadamente 80 minutos.

 

Éstas son algunas de las nuevas ficciones españolas, exportables y adaptables, las cuales miran hacia el mundo, arrasando en audiencias no sólo en un formato de época. Series llenas de historia, moda, amor, acción, suspenso y, lo mejor, al alcance de todo espectador.

Por ©María Ignacia Barja A.

En Twitter: @mibarja