En realidad esto se veía venir. Desde los tiempos en que la pequeña Shirley Temple saltó al estrellato, han ocurrido situaciones en que padres de niños famosos se vuelven un poco más ambiciosos de la cuenta, lo que en muchos casos termina por arruinar la carrera de sus hijos. Solo recuerden lo que le pasó a Macaulay Culkin.

Siendo Millie Bobby Brown la estrella infantil más requerida del momento, gracias al tremendo éxito que tiene “Stranger Things” en Netflix, su padre ahora está poniendo exigencias monetarias un poco fuera de la norma, tal y como lo informó el sitio THR.

Robert Brown, como se llama el padre de la actriz, estaría pidiendo 100.000 dólares por adelantado a cualquier agencia que quiera representar a su hija. Actualmente Millie no tiene agencia y por esta razón, y viendo cómo todos los ejecutivos se pelean por su hija, Robert decidió poner un fee para empezar a conversar.

Según los entendidos en la materia, pedir dinero por adelantado para que una empresa represente a un actor es algo que nunca se ha hecho. Lo común en casos de gran demanda, es bajar la comisión del representante por cada trabajo que “le consigue” al artista, que por lo general es del 10%.

Según un vocero de la familia, el pedido de Robert Bronw es verídico, pero que “viene por un mal consejo de uno de sus amigos más cercanos”. Brown al parecer conoce el mundo de los representantes deportivos en Inglaterra, ambiente en el cual es común pedir plata por adelantado antes de firmar un contrato.